Terminó diferendo Con empresas de energía

El proceso que encararon oportunamente las empresas inversoras Compañía General de Electricidad Sociedad Anónima (CGE) y CGE Argentina, dueñas de las concesiones a EJESA y EJSEDSA, ante el Centro Internacional de Arreglos de Diferencias en Inversiones (CIADI) llegó a punto final.

El fin del trámite es producto de una resolución del Tribunal de Arbitraje del Centro, cuya sede se encuentra en Washington, en la que se deja constancia de la terminación del proceso.

El coordinador de Servicios del Ministerio de Infraestructura y Planificación, Ricardo Fabián Souilhé, recordó que habiéndose roto el contrato de concesión por la crisis económica del 2001, las dos empresas jujeñas habían demandado al Estado nacional y provincial para que se recomponga la ecuación económico-financiera y se proceda al resarcimiento por los daños que eventualmente sufrieron al interrumpirse el contrato de concesión.

La presentación fue hecha por ambas empresas en 2004 y todo el proceso lo llevó adelante el Procurador General de la Nación, que es quien representó a nuestro país en este Tribunal Internacional.

Luego de haber terminado los acuerdos de renegociaciones contractuales y las revisiones tarifarias integrales, tanto de EJESA como de EJSEDSA, y tras las respectivas audiencias públicas y la terminación del proceso, fueron elevadas las actuaciones al Procurador General de la Nación. "Estamos en condiciones de afirmar que, producto de esa resolución y en conformidad al procedimiento establecido en la Regla 44 del CIADI, se dió por terminado el Procedimiento Nº ARB/05/02 contra la República Argentina y contra la Provincia de Jujuy por este tema", aseguró el funcionario.

En su momento se suscitaron ciertas polémicas respecto de la aceptación de la intervención del CIADI, "pero este tema, para nuestra provincia, quedó terminado, lo que es muy importante", acotó.

Reclaman apoyo para la

continuación de obra vial

Autoridades de la Comisión municipal de Santa Ana pidieron la intervención de Diputados para que acompañe el pedido de continuar con las obras de apertura de la ruta provincial Nº 73 que unirá las comunidades de Valle Grande y Humahuaca, impulsando de esa manera una mayor actividad comercial e intercambio social entre estas regiones de la provincia.

Encabezados por el comisionado Alfredo Apaza, los representantes comunales se reunieron con el legislador Pablo Baca, para gestionar la reactivación de dicha obra vial.

El Comisionado resaltó que la ruta 73 vinculará las localidades del Departamento Valle Grande, haciendo posible también el tránsito entre Humahuaca y Libertador General San Martín, para luego advertir que la paralización de las obras se debe a la "falta de definición de las autoridades sobre el procedimiento a seguir frente a la posibilidad de cruzar una zona donde habrían restos de un camino de los incas".

Tras recalcar que "testimonios de los pobladores de mayor edad indican que en realidad no es por ahí por donde pasaba el camino", sostuvo que "el camino que se usa desde tiempos inmemoriales es uno que va por los cerros de Abra de Corralito y Teta del Inca, y que baja a Valle Grande".

Lamentó el estado de "aislamiento" de todo el Departamento Valle Grande, "lo que afecta severamente la calidad de vida de la población que se ve privada de servicios elementales, como el de salud pública o la posibilidad de los chicos de concurrir a la escuela".

"Además, la falta de vías de comunicación impide también el desarrollo del turismo y el comercio de la producción ganadera, agropecuaria y de artesanías que existe en la zona", añadió.

A su turno, Baca comentó que "la Legislatura, en particular el bloque radical, está siguiendo la evolución del tema" y comprometió gestiones para que la Cámara adopte medidas.

Comentá la nota