Ni "Terminator" puede arreglar el desempleo que hay en California.

Ni "Terminator" puede arreglar el desempleo que hay en California.
El desempleo en California, el estado más rico de Estados Unidos, subió a 11,9% en julio por lo que el gobernador Arnold Schwarzenegger abogó ayer por más reformas que ayuden a recuperar este estado que de ser país estaría entre las siete mayores economías del mundo.
El Golden State (estado dorado) perdió 35.800 puestos de trabajo el mes pasado, quedando así fuera de la tendencia nacional en julio, cuando la tasa de desempleo bajó de manera inesperada y se situó en 9,4%, contra 9,5% en junio, indicaron datos del departamento del Trabajo estadounidense.

Desde el año pasado, California, el estado más poblado del país con unos 37 millones de habitantes, ha perdido 760 mil puestos de trabajo y empató con Oregón (noroeste) con la cuarta tasa de cesantía más alta del país, detrás de Michigan, Rhode Island y Nevada. El índice de desempleo en California en junio fue de 11,6%, una cifra que no había visto este estado desde los días posteriores a la Segunda Guerra Mundial, según anunció ayer el diario californiano Los Angeles Times.

California sufre un astronómico déficit fiscal, estimado en más de 26 mil millones de dólares para los próximos dos años, que llevó en julio a Schwarzenegger y a los legisladores a aprobar un presupuesto repleto de recortes para los programas sociales, donde las principales víctimas son el sector educativo, el de la salud y los empleados públicos.

California es también presa del costoso sistema para suministrar agua a un estado sobrepoblado en una geografía desértica y montañosa, se suma el hacinamiento en las 33 cárceles de California con 150 mil presos que cuestan cada uno 49 mil dólares al año.

Comentá la nota