"Hay que terminar con la acumulación de poder"

El presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro), Carlos Garetto, será uno de los dirigentes que encabece la marcha que los ruralistas harán el jueves. En diálogo con EL LIBERAL analizó la renovada composición del Congreso nacional y el escenario político que se planteará a partir del 10 de diciembre.
¿Con qué expectativas marchan el jueves a Buenos Aires?

-Esta concentración no es un acto de protesta, ni de repudio en contra de nadie. Por el contrario, es el inicio de una etapa muy especial que viven la sociedad argentina y la institucionalidad del país porque se renueva la mayoría en el Congreso y hay un nuevo equilibrio que la gente ha expresado el 28 de junio. La consigna del acto es que haya mayor inclusión social, paz y esperanza. Es un poco lo que los argentinos están esperando de este nuevo período legislativo. La sociedad quiere que el Congreso recupere la calidad institucional y que pueda crear los consensos para resolver la problemática de los argentinos, no sólo la cuestión sectorial del campo. Lo importante ahora es hacer una contribución a la recuperación del aparato productivo, a la recuperación del empleo, a salir de la pobreza, mejorar la distribución del ingreso, con lo cual se respondería al compromiso del poder público con la sociedad argentina, sobre todo en el congreso a 26 años de recuperar la democracia y justamente en el Día de los Derechos Humanos.

¿Cuánto valen para ustedes los escaños de los "agrodiputados"?

-Lo importante es que en el Congreso nosotros vamos a contar con algunos referentes del sector agropecuario, que han sido y son dirigentes, que tienen la capacidad y la experiencia de saber lo que es el sector agropecuario y lo que es el desarrollo social. Hay algunos proyectos que vamos a llevar y que hemos consensuado. Lo importante es que se cristalice y que en esta etapa podamos lograr los consensos y las mayorías necesarios a fin de resolver no sólo la situación conflictiva que vive el sector agropecuario, sino también las cuestiones que la sociedad está reclamando.

¿Cómo ven el panorama para el próximo año?

-Va a ser necesario trabajar mucho. Hay que lograr coincidencias en algunos proyectos esenciales a fin de poder poner a funcionar el aparato productivo. Creo que hay que debatir un proyecto de país que sea distinto, terminar con este mecanismo de acumulación de poder que nos ha dejado con una pérdida de producción y de empleo que no tiene antecedentes.

¿Cómo será la relación de cara al futuro con el Gobierno?

-Creemos que hay que explotar todas las mesas de concertación, de diálogo, para avanzar a las cuestiones coyunturales con el Ejecutivo. Es decir, definir cuestiones de emergencia con el sector a fin de devolver la expectativa a los productores. Pero también creo que con el nuevo Congreso, tenemos un espacio para profundizar las reformas que se necesitan en el sector productivo, a los fines de alcanzar políticas de estado que nos encaminen definitivamente en el sendero del crecimiento.

Comentá la nota