"La terminal de ómnibus representa una gran oportunidad para instalar un Centro Cívico Cultural"

Luego de que representantes de la Asociación de Concesionarios y comerciantes de la terminal de ómnibus expresaran su preocupación ante la incertidumbre por el futuro de más de doscientas fuentes de trabajo que se desarrollan desde hace años en el predio ubicado en Alberti y Las Heras, y mientras se analiza la utilidad que se le dará al edificio una vez inaugurada la nueva estación Ferroautomotora; desde el Consejo Municipal de Cultura, el Arq. Héctor De Schant se manifestó a favor de instalar allí un Centro Cívico Cultural.
En declaraciones a este vespertino digital, De Schant recordó que "hubo en su momento una presentación para formular un programa de actividades a realizarse cuando se recuperara el edificio, tras lo cual el bien pasó al Municipio durante el anterior Gobierno, por lo que ahora se podrá disponer del inmueble sin necesidad de mayores gestiones".

En ese sentido, remarcó que desde "venimos luchado por los Centros Cívicos Culturales", ante lo cual consideró que una vez trasladada la actividad a la avenida Luro, el edificio actual representará "una gran oportunidad para tratar en la ciudad el tema de los distritos culturales, en donde se favorece el hito de la cultura". Dicha iniciativa, según explicó el Arquitecto, "cuenta con buena voluntad por parte del Intendente y de Carlos Rodríguez, secretario de Cultura".

"Es el lugar indicado para una iniciativa porque en la zona hay otro centro cultural, como lo es la Plaza del Agua", subrayó y argumentó que, "para el área de Cultura es muy difícil, por otra parte, adquirir el presupuesto necesario para comprar dos hectáreas de la zona pericentral (inmediata al centro) y desarrollar allí actividades culturales".

"Es una oportunidad que no se puede desaprovechar, y creemos que no puede quedar un baldío o una cosa incierta cuando se habilite la Ferroautomotora , entonces estamos elaborando un programa para que eso siga funcionando y que incluye a los comerciantes", advirtió, en relación a la preocupación existente de los propietarios de los tradicionales negocios de la terminal, que temen por sus fuentes laborales y la de todos los empleados.

"Me parece muy bien la defensa de sus derechos porque ellos consideran que por la tradición que tienen en el sitio debieran continuar con su actividad dentro de la nueva estación Ferrautomotora, pero los cánones son muy altos para ellos, además de que tienen en cuenta que el mayor movimiento está concentrado en la gente que viaja de pueblos vecinos y no en un público capitalista", agregó De Schant.

Y aseguró que "por eso, en los proyectos que estamos elaborando ellos tienen cabida", tras lo cual puntualizó que ya fueron comunicados de la idea para, de ese modo, "generar la participación desde el origen y no llamar a participar una vez que ya está todo hecho".

Comentá la nota