Terminal de micros: fallas edilicias y cables "pelados"

Los arreglos anunciados están demorados y en pleno invierno, los usuarios de Villa Mercedes soportan la falta de calefacción. Además de las falencias en el interior del inmueble, en el exterior las instalaciones eléctricas y los desagües pluviales están destrozados.
Aunque fueron repuestas las puertas faltantes, la terminal de ómnibus de Villa Mercedes continúa sin calefacción, con cielorrasos y mamposterías rotos. A estas falencias, se le sumaron numerosas irregularidades en el exterior del edificio: cables "pelados", instalaciones eléctricas destrozadas y desagües rotos y obstruidos por basura. Un hombre que trabaja en el lugar recorrió el inmueble junto a El Diario de la República y marcó los problemas con los que se enfrentan a diario empleados y viajantes.

Aunque en forma anónima -tal vez, por temor a perder su empleo-, el trabajador de la terminal detalló los problemas con los que convive. El recorrido comenzó en la puerta frontal del edificio: desde hace meses, dos de los ocho paneles de vidrio permanecen clausurados. Una vez adentro, el primer vistazo evidencia el abandono del primer piso. Allí, los locales comerciales están inhabilitados por la rotura de pisos y cielorrasos. Dentro de la terminal, las temperaturas invernales confirman la falta de calefacción. Según cuenta el empleado "se robaron los cables que permitían el funcionamiento del sistema calefactor". Además, la mampostería está rota y los cielorrasos brillan por su ausencia en algunos sectores de la sala de espera.

En tanto que, los bancos no son suficientes para dar un rato de alivio a los cientos de ciudadanos que día a día utilizan la terminal como punto de partida hacia su lugar de trabajo. Además de la falta de pintura, las paredes conservan miles de firmas grabadas con biromes y marcadores. Sin embargo, algunas de las aberturas faltantes -que habían sido reemplazadas por cartones y maderas-, fueron repuestas hace unos meses.

En el exterior, hay al menos tres caños plásticos de desagües pluviales quebrados. Además, los conductos están obstruidos con basura. En el caso de las instalaciones eléctricas, al menos una columna de iluminación tiene cables "pelados" al descubierto, a pesar de que los niños juegan a centímetros de esa instalación. Durante la recorrida, el hombre señaló al menos otras dos fallas. Portalámparas destrozados y cables al descubierto, a metros del ingreso principal.

"Habría que arreglar los techos y pintar, porque en ese sentido no está como tiene que estar, habría que hacer algunos arreglos", comentó Carlos, de Nueva Galia, que utiliza la terminal de Villa Mercedes dos veces por semana. Para Pilar, una ciudadana de Villa Mercedes, la puesta en marcha del sistema de calefacción y los trabajos de refacción son prioritarios.

Comentá la nota