La terminal de Cutral Co, sin calefacción

Los usuarios y empleados debieron soportar temperaturas de 15o bajo cero.

El sistema se rompió, es antiguo y se dificulta su reparación. Los funcionarios se comprometieron a solucionar el inconveniente para esta semana.

Cutral Co > La terminal de ómnibus de esta ciudad no cuenta con calefacción desde hace dos semanas, lo que genera numerosas quejas de los usuarios que soportaron temperaturas bajo cero en los últimos cuatro días.

En la estación meteorológica local no se puede computar el registro mínimo de temperatura por falta de un medidor adecuado, pero ayer la sensación térmica llegó a los -15° al mediodía. Con ese clima, los pasajeros eventuales de las líneas de media y larga distancia sufrieron por la rotura del sistema de calefacción.

"La primera vez que se rompió fue en abril, se hicieron todos los trámites necesarios para comprar el temporizador y finalmente se consiguió repararlo. Pero hace dos semanas se volvió a romper y todavía no se puede arreglar. Creemos que nuevamente es el mismo aparato que la vez anterior. Esperamos que esta semana o la próxima esté superado el problema", dijo Walter Guajardo, director de la terminal de ómnibus.

El edificio donde funciona la terminal fue inaugurado en 1990. A pesar de que ya tiene 19 años se encuentra en muy buen estado de mantenimiento. Sin embargo, el sistema de calefacción es antiguo y por ello se dificulta su reparación.

Cañerías

"En los últimos días se realizó el trabajo de tendido de cañerías para que cada oficina tenga un calefactor, porque estos días han sido muy difíciles de sobrellevar. Esperamos que hoy (por ayer) queden habilitados para solucionar este problema. Pero todavía queda pendiente la calfacción de la sala de espera", explicó el funcionario responsable.

El medidor del servicio de gas será general, de lo que resulte un monto de la factura, el municipio se hará responsable de la mitad mientras que las empresas pagarán el resto prorrateado entre todas.

Por estos días los usuarios prefieren incluso estar afuera del edificio antes que adentro, ya que las bajas temperaturas se tornan prácticamente insoportables. En tanto quienes desarrollan tareas laborales dentro de la terminal apenas si pudieron realizar su trabajo con las bajas temperaturas.

Ayer la sensación térmica, impulsada por el viento que sopló desde el suroeste, osciló entre los 12 y los 10 grados bajo cero durante toda la mañana y llegó a su mayor registro al mediodía.

Comentá la nota