Termina el paro del campo: fuerte, pero con menos gente en la ruta

Termina el paro del campo: fuerte, pero con menos gente en la ruta
Ayer fue el mayor acto de esta protesta, en Armstrong. Hubo unas 7.000 personas.
Eufóricos tras el acto desarrollado en Armstrong, convertida ayer en la "capital nacional del reclamo", los dirigentes agropecuarios calificaron como un éxito el nuevo paro del sector. A pesar de la menor cantidad de chacareros apostados en las rutas, referentes de Federación Agraria apuntaron ayer otros datos favorables: la existencia de unas 120 localidades donde se plantearon protestas, la no comercialización de granos y el escasísimo ingreso de hacienda en Liniers.

La evaluación optimista, al caer la tarde y frente a unos 7.000 asistentes que participaron de la concentración más importante en esta nueva etapa del conflicto, permitió colar una autocrítica. "El método de los cortes de ruta hay que evaluarlo bien porque puede volverse contra nosotros como un boomerang", advirtió Eduardo Buzzi. El dirigente, sin embargo, rescató la determinación del sector para "conducir la bronca con una protesta ordenada y constitucional, que ha permitido que el país siga estando en paz y pueda circular".

Como sucediera en junio de 2008, el agro eligió a Armstrong para expresar su bronca. Esta vez el acto contó con una platea más variada. Además de productores, hubo una fuerte presencia de metalúrgicos acuciados por la crisis que afecta a la agroindustria.

La tozudez de los operarios, quienes desde hace 27 días reclaman en la ruta 9 por sus amenazadas fuentes de trabajo, convirtió a esta ciudad en un lugar emblemático de la protesta. A la concentración de ayer adhirieron industriales, empresarios y comerciantes.

Faltó, sin embargo, la presencia de muchos intendentes cercanos al agro, pero que se vieron ahora limitados por el dinero de las retenciones que girará el Gobierno a las provincias.

En su discurso, Buzzi se metió en la arena política para castigar al Gobierno. Habló de la exclusión como factor fundamental en el crecimiento de la "inseguridad". Mencionó el aumento de la "desocupación" y se hizo eco del último documento de la iglesia en el que advierte por la alteración de la paz social. "Ya verán el veredicto de las urnas. En muchos lados que supieron acompañar a Cristina, lo más probable es que muten hacia otro lugar", advirtió.

Convencida de que la Mesa de Enlace decidirá hoy el final del paro, Federación Agraria trabaja ya en la pelea por convencer a los legisladores para tratar "un proyecto superador" para las retenciones. Ayer, en Santa Fe, tendieron puentes con suerte dispar: acordaron reunirse con Jorge Obeid, pero se encontraron con una cerrada negativa de Agustín Rossi, líder de la bancada K en diputados.

El paro termina hoy a la medianoche. Había comenzado el sábado pasado, a las cero hora.

Comentá la nota