La térmica bajó 15 grados, pero siguieron los cortes de luz y agua

La lluvia trajo algo de alivio y la demanda de energía cayó un 25% con relación al jueves. Para el ministro De Vido, los cortes son " inevitables" cuando el consumo eléctrico es récord. Las empresas prometieron normalizar hoy el servicio.
El alivio llegó. La lluvia hizo descender casi 15° la agobiante sensación térmica del jueves. Pero siguen los cortes de luz y agua en Capital Federal y algunos partidos del conurbano bonaerense. También en el interior del país. Con las quejas de miles de usuarios, las empresas distribuidoras de electricidad y de agua potable prometieron que la situación se normalizará hoy.

Los barrios más afectados ayer en Capital fueron Palermo, Recoleta, Microcentro, Villa Crespo, Belgrano, Núñez, Colegiales, Flores, Villa del Parque, Devoto, Once y Almagro. Y algunas zonas del norte y sur del GBA. Cansados de no tener luz -en algunos casos llevan casi 4 días- muchos vecinos y comerciantes salieron a la calle a protestar con cacerolas y carteles. Sucedió, por caso, en Gurruchaga y Corrientes, Villa Crespo, donde anoche hubo un gran caos de tránsito. También, en Avellaneda y Nazca, Flores; en Nazca y Nogoyá, Villa del Parque, y en José Hernández al 1.600, Belgrano. Fedecámaras calculó anoche que unos 10 mil comerciantes porteños se vieron afectados por los cortes y que pedirán indemnización.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, salió a decir que es "inevitable" que ocurran estos cortes "aquí y en cualquier lugar del mundo" cuando hay récord de consumo. El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, le respondió que la causa verdadera de estos cortes es la falta de planificación e inversión. Y en esa línea, Susana Andrada, del Centro de Educación al Consumidor, dijo que "si esta situación era tan previsible ¿por qué el Gobierno no creó un comíté de emergencia para atender a los usuarios en esta crisis? El Estado no tiene en cuenta el serio daño que le ocasionan a la gente".

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico informó que ayer la demanda de energía en el área metropolitana fue 25% menor a la del jueves. Ese día a las 16, con una térmica histórica para noviembre de 40,1°, el consumo en las áreas de Edenor y Edesur alcanzó los 7.100 megavatios de potencia. A la misma hora de ayer totalizó 5.400 megavatios, con una temperatura de 25°. "Los 1.500 megavatios de diferencia equivalen a la capacidad de tres usinas generadoras y muestran la incidencia del sector residencial en la suba de la demanda por el uso intensivo de artefactos eléctricos".

También ayer De Vido ratificó que se penalizará a las distribuidoras si se comprueba demoras en el levantamiento de los cortes. Lo fija el contrato de concesión: multas a las empresas que no dieron buen servicio y descuentos en las facturas de los usuarios afectados.

Comentá la nota