Las Termas tuvo el mejor fin de semana cuando menos lo esperaba

El aluvión de turistas apareció cuando los comerciantes y hoteleros menos lo esperaban, quizás resignados por una temporada invernal que se perfilaba para ser una de las peores de los últimos años. Sin embargo, la ciudad tuvo desde el viernes sus 14.000 plazas cubiertas. Es más, hubo visitantes que tuvieron que buscar alojamiento en Tucumán y en la capital santiagueña para descansar durante el fin de semana largo.
Fueron miles los turistas que eligieron el "Portal de NOA" para disfrutar a pleno de los atractivos de Las Termas, agraciada por un clima templado, ideal para recibir a numerosos visitantes desde las primeras horas del viernes donde ya se registraba un 95% de reserva en hotelería.

El sábado en horas de la mañana, fuentes de Turismo Municipal adelantaban a EL LIBERAL que los hoteles tenían un 100% de ocupación y crecían las consultas a propietarios de departamentos o casas de familia para albergar a los preocupados visitantes que deseaban pernoctar en Las Termas.

"Empezamos a llamar a otros hoteles para preguntar si tenían lugar, los turistas estaban desesperados y algunos ya pensaban viajar a Tucumán para hospedarse porque no conseguían alojamiento en Las Termas, vino mucha gente de Córdoba, matrimonios jóvenes que vinieron por primera vez y estaban fascinados con la Costanera, el parque Güemes y el Autódromo", expresó Lidia Ceballos de Dattolo, propietaria del hotel Pucará.

Hasta ayer, el casco céntrico se mostró congestionado con el incesante recorrido de grupos de familias por las calles Rivadavia, Caseros y Sarmiento, sector donde se concentra la mayoría de las confiterías, comercios, heladerías y fábricas de alfajores. Los visitantes no dudaron en recorrer los museos locales, el Centro Cultural General San Martín, el balneario La Olla, La Costanera, el Autódromo y el imponente Dique Frontal.

La gastronomía ofreció todo su potencial y los restaurantes ubicados en la ruta Nº 9, Sarmiento y Caseros tuvieron una excelente respuesta por parte de aquéllos que se deleitaron con los reconocidos platos regionales que caracterizan a nuestra ciudad: el chivito y el dorado.

Muchas familias que disfrutaron de estos días parcialmente nublados se concentraron en el parque Martín Miguel de Güemes y paseos públicos para tomar unos mates mientras los más chicos se divertían en los juegos y entretenimientos del principal pulmón verde de Las Termas.

Un amplio segmento de visitantes, prefirieron pasar el día en el balneario La Olla donde se encuentran los piletones públicos con agua termal, recorrer el circuito vial turístico (La Costanera) o bien en la pileta Llajta Sumaj que depende del Centro Médico de Orientación Termal. En el horario nocturno, las confiterías, peñas folclóricas, boliches, pubs y salas de entretenimiento de Casinos del Sol formaron parte de la oferta nocturna, para que tanto jóvenes como adultos pudieran recrearse.

Los espectáculos programados en el Centro Cultural General San Martín, Cine Teatro de la Ciudad y la Sala del Centro de Comercio tuvieron una respuesta favorable en la concurrencia de espectadores dada la presencia de artistas de primer nivel en espectáculos humorísticos, folclóricos y de danzas.

Desde Turismo, informaron que los principales centros emisores que llegaron a Las Termas son Córdoba, La Rioja, Santa Fe, Tucumán, Catamarca, aunque también hubo visitantes de Chile, Paraguay y Brasil.

Comentá la nota