Un tercio de los vehículos de Rosario pagará el aumento de la patente

La suba abarca a los rodados más nuevos, que cada vez son más en el tránsito rosarino.
Un tercio del parque automotor de Rosario deberá afrontar la suba del 10 por ciento en la patente que sancionó el Concejo Municipal el lunes pasado y a la que se le agrega el otro 20 por ciento de aumento que aprobó la Legislatura santafesina. Se trata de 123 mil vehículos inscriptos desde 2004 en adelante sin contar los que son utilizados como servicio público y las motos de hasta 150 centímetros cúbicos. Sobre esta masa, la Secretaría de Hacienda estimó que se obtendrán unos 8 millones de pesos extras que se usarán para bacheo, pavimentación y tendido de cloacas. La subsecretaria de Obras Públicas municipal, Susana Nader, calculó que para comienzos de 2011 se iniciarán estas tareas en las calles.

   Según datos oficiales suministrados por el titular de Hacienda municipal, Gustavo Asegurado, existen patentados en la ciudad 363.800 rodados (motos y autos). De este total, 239.600 están inscriptos durante 2003 y en años anteriores. Es decir que a partir de 2004 fueron patentaron 124.200 en los 17 registros de la propiedad del automotor

locales.

Sin embargo, para calcular el número de contribuyentes que deberá pagar (con una sexta cuota de patente) el 10 por ciento adicional al 20 por ciento de aumento que votó la Legislatura santafesina es necesario restar taxis, remises y transportes escolares, además de motocicletas de baja cilindrada. Estos vehículos exceptuados representan unos 1.200 rodados. De modo que en condiciones de pagar quedan

123 mil.

Asegurado confirmó ante La Capital que el estimado de recaudación por este concepto (el 10 por ciento de aumento en la patente) oscilará los 8 millones de pesos, en función de un porcentaje de cobranza histórico que supera el 80 por ciento en las arcas

de la Municipalidad.

   En este sentido, a partir de la flamante norma votada el lunes pasado en sesión extraordinaria y con los votos oficialistas del socialismo junto al edil de Proyecto Sur, Alberto Cortés, lo recaudado deberá ir al Fondo Municipal de Obras Públicas.

En su momento, el propio Cortés trató de minimizar el impacto del ajuste tributario al estimar que por un vehículo patentado en 2009 "se pagarán 33 centavos extras por día".

Para tapar baches. Como una estrategia de defensa frente a las críticas del impuestazo, el intendente Miguel Lifschitz indicó que este fondo sería destinado a tapar baches. El jefe municipal aseguró que los recursos adicionales mejorarían la "seguridad vial y el mantenimiento de las calles, que son dañadas fruto de las lluvias". Lo había manifestado el mismo lunes cuando recorrió las obras de la avenida de la Costa que se está extendiendo para llegar hasta bulevar Avellaneda.

   

Novedad. No obstante, ayer la subsecretaria de Obras Públicas agregó que estos recursos podrán ser utilizados "tanto para bacheo, pavimentación o tendido de cloacas". Nader precisó que una vez que se definan los proyectos a lo largo del primer semestre del año, comenzarán los procesos licitatorios que servirán para realizar las obras recién durante los inicios de

2011.

   Estos plazos coinciden con el ingreso al erario municipal del 10 por ciento adicional en la patente, que se emitirá como una cuota más de los aforos 2010 y llegará a este universo de 123 mil

contribuyentes.

   Pero también el 20 por ciento que votó la Legislatura santafesina para la patente le traerá alivio a la Intendencia, ya que por este tributo la provincia coparticipa a los municipios en un total del 90 por

ciento. l

Comentá la nota