La tercera ronda de licitación de áreas petroleras quedó en suspenso

Las demoras en la segunda etapa y la caída del precio del petróleo dilataron el llamado a licitación previsto para este año.
La tercera ronda de concesión de áreas petroleras quedó en suspenso. La baja en el precio del barril de petróleo a nivel internacional sumada a las demoras para entregar el segundo paquete de zonas revertidas obligaron al Gobierno provincial a desistir de la entrega de 13 áreas nuevas antes de fin de año.

La decisión de convocar a licitación se tomó a fines de julio cuando el titular de Hidrocarburos era el despedido Osvaldo Musso. El funcionario ordenó la remediación de los pasivos ambientales, pero a pocos meses de la decisión debió salir intempestivamente del Gobierno envuelto en un escándalo por falsificación de título –entre otras cosas– que ahora investiga la Justicia.

Consultado sobre esta posibilidad, el nuevo subsecretario de Hidrocarburos, Walter Vázquez, se limitó a responder: “Están en estudio, pero si se hace, será el año que viene”.

Mientras, especialistas opinan que la caída del crudo –el barril cotizó la semana pasada a 39 dólares, cuando en julio había llegado a superar los 140 y a fines del año pasado se acercaba a los 100 dólares– aseguran que a estos valores se convierten en negocios “poco seductores”. Para Enrique Esley, a cargo de la cátedra de Economía de la carrera de Petróleo de la Facultad de Ingeniería de la UNCuyo, en el nuevo escenario es poco tentador querer explotar un área petrolera secundaria. Es que los elevados costos de la inversión que conllevan esta actividad durante la exploración, sumados a la incertidumbre del mercado internacional, le quitan margen de rentabilidad al negocio. Además mostró que hay otras áreas del país que pueden ofrecer mayores ganancias o, al menos, son más seguras y es por eso que costará conseguir inversores interesados en esta tercera ronda.

después de 6 meses. La decisión de concesionar otras 13 áreas petroleras revertidas antes de fin de año se conoció en junio. De esta manera, se concretaría la tercera ronda, y por eso se comenzó a trabajar por aquellos días en las delimitaciones de las nuevas áreas a concesionar, además de la verificación de los pasivos ambientales y los trabajos de remediación que deberán practicar las empresas, en caso de que se detecte la necesidad. A partir de esas tareas que debía realizarla la Dirección de Ordenamiento y Saneamiento Ambiental, este organismo ordenaría la recuperación del área por parte de la Provincia, y en el Ministerio de Infraestructura debían comenzar a elaborarse los nuevos pliegos para convocar a licitación nacional e internacional.

El entonces subsecretario de Hidrocarburos, Minería y Energía, Osvaldo Musso, confirmó esa potabilidad a pocos días de haber entregado 11 áreas que correspondían a la segunda ronda de licitación. Ese grupo recibió la concesión el jueves pasado y comenzaría a operar en poco menos de seis meses. Sólo dos quedaron sin entregar, pero el Gobierno asegura que se hará en menos de un mes.

precauciones. Mendoza es la cuarta provincia productora de petróleo del país tras Neuquén, Santa Cruz y Chubut, y ya hace casi tres décadas que perdió el liderazgo extractivo que logró durante los años 70. Pero aún se mantiene a la cabeza en su capacidad de refinación de crudo, ya que la destilería de Luján de Cuyo es la segunda del país (luego de la de La Plata) y procesa uno de cada tres litros de combustible elaborados en el país.

Desde el Gobierno provincial se ha prometido evitar esta vez la concentración de los recursos en pocos grupos económicos. Es que, en la última licitación, de las 11 áreas que se entregaron en concesión, siete quedaron en manos del grupo Vila-Manzano, a través de la firma Ketsal. Para eso, Fiscalía de Estado será quien deba controlar que eso no ocurra, fijando nuevas reglas de juego en los pliegos de la licitación.

El responsable de evitarlo será el nuevo titular de la Fiscalía de Estado, teniendo en cuenta que Pedro Sin dejará el cargo a principios del 2009 por haber cumplido los requisitos para jubilarse. Si bien la danza de nombres sigue en el Ejecutivo –teniendo en cuenta que es un puesto clave–, aún Celso Jaque no se ha decidido. Quien asuma tendrá, entre cientos de cosas más, que controlar los pliegos de estas trece áreas para evitar la concentración.

Comentá la nota