Por tercera vez en el año, los concejales archivaron el expediente de las monederas

En el marco de una nueva reunión de la Comisión de Legislación del Concejo Deliberante, se decidió otra vez este lunes archivar el expediente relacionado con la implementación de un "plan piloto" en 10 unidades de la línea 581, que autorizaba a las empresas de transporte a instalar monederas en esos colectivos durante un período de 60 días.

En tanto, se aprobó un expediente que impulsa la implementación de las tarjetas por aproximación como nuevo sistema prepago, basado en el despacho de minoría aprobado en Comisión de Transporte, aunque con modificaciones respecto al sistema de comercialización de las mismas.

La decisión contó con el aval de los concejales Verónica Hourquebié, Nicolás Maiorano, Fernando Rizzi, Viviana Roca y Leticia González; mientras que Diego Garciarena, Héctor Rosso, Leandro Laserna y Claudia Rodríguez no acompañaron la iniciativa al momento de la votación, esgrimiendo que “no tenían una visión clara sobre la cuestión”.

En declaraciones a este vespertino digital, la edil del FpV, Viviana Roca, indicó que “la prueba piloto fue archivada porque era un tema polémico”, al tiempo que argumentó: “Con una prueba de esas características, se iba a tener la seguridad de que funcionara bien nada más que en 10 colectivos, lo cual es más fácil que tenerla sobre 300”.

En tal sentido, recalcó que la única manera de garantizar la seguridad de los choferes y de los pasajeros, es que “no haya dinero en los micros”. “No voy ser cómplice de ningún otro hecho de inseguridad en relación con el dinero que viaja a bordo de las unidades; ya hemos tenido varios escarmientos”, añadió.

Al justificar el desacuerdo con la instalación de monederas sobre el transporte público de pasajeros, la concejal hizo hincapié en tres puntos que consideró “claves”: “Lo de las monederas ya había sido archivado a principio de año y volvió a tomar consistencia en una sesión sobre tablas en la Comisión de Transporte; con ese sistema se diluye la posibilidad de control, uno de los hechos fundamentales para que exista una información fidedigna de que hace la empresa, la recaudación, la distribución por vehículo, etcétera, que hacen a después definir claramente cuál es el precio del boleto; y por último, evidentemente, han buscado el peor momento de volver a instalar la cuestión ante la escasez de monedas”.

Por otra parte, en referencia a las tarjetas inteligentes o sin contacto, la edil señaló que el nuevo dictamen “tiene algunas diferencias, especialmente en el sistema de comercialización, que buscamos que sea tomado directamente por el Ejecutivo Municipal”. Este método se comenzaría a utilizar dentro de 90 días a partir de la fecha de promulgación, pese a que Roca confió que “lo más seguro es que sea después de la temporada”.

Finalmente, la concejal K afirmó que “es claro que hay una mayoría que no está de acuerdo con hacer un paso atrás con las monederas”, y aseveró que “también el Ejecutivo Municipal tiene la obligación de mirar lo que más le conviene no a un solo sector, sino a toda la gente de Mar del Plata”.

A pesar del rotundo rechazo de la sociedad marplatense, los concejales del intendente Pulti y algunos ediles de la oposición ya intentaron tres veces en el corriente año forzar la instalación de monederas en los colectivos de Mar del Plata. Los tres pedidos fueron archivados. ¿Habrá sido el último intento este lunes?

Comentá la nota