Tercera audiencia del juicio por las cloacas de Alvear

(General Pico) - Tres ex legisladores provinciales, Bonaveri, Reynoso y Cayre, impulsores de la denuncia por supuesto fraude a la administración pública, deberán comparecer ante la Cámara del Crimen.
La tercera audiencia por el juicio oral y público por las cloacas de Alvear, tendrá hoy como testigos a tres de los impulsores de la denuncia por supuesta defraudación a la administración pública. Se trata de los ex legisladores provinciales, Leopoldo Bonaveri, Roberto Reynoso y Mario Cayre. La jornada prevé también los testimonios del ex intendente Néstor Vasallo y el actual mandatario local, Eduardo Pepa.

En 1999, y tras el triunfo de la Alianza en gran parte del país, la oposición impulsó una investigación relacionada con la construcción de la red domiciliaria de cloacas. En la Justicia se denunció una supuesta corrupción y connivencia entre el poder político y empresarios, por el cual se pactó un sobreprecio en la obra. La causa se engrosó con cientos de fojas, compactadas en más de 15 cuerpos de expedientes.

En la última audiencia celebrada el jueves, el ex secretario tesorero de la municipalidad alvearense, Omar Ghisio, brindó su testimonio sobre el episodio, se declaró ajeno a cualquier tipo de vinculación con actos administrativos irregulares y ponderó la figura política del ex intendente, Oscar Pepa.

Rodríguez.

Lo más sustancial fue la lectura de la declaración indagatoria de Jorge Alberto Rodríguez, representante de la unión transitoria de las empresas Ilka y Consnor, beneficiadas con la adjudicación directa de la obra, sin licitación pública, a pesar del presupuesto que superaba los 18 millones de pesos dólares. Rodríguez, maestro mayor de obra y neuquino, fue tentado por un empresario de esa provincia, Enrique Halcak para sumarse al grupo que llevaría adelante la obra cloacal en Alvear.

En su declaración, Rodríguez reveló que a principios de 1999 viajaron desde Neuquén para reunirse con otras personas en una casona ubicada en el acceso a la localidad de Trenel, frente al frigorífico. Halcak le había señalado a su coterráneo que tenía "contactos" en La Pampa que posibilitaban nuevos trabajos.

En la vivienda que los empresarios alquilaban, se realizó una reunión donde Rodríguez recordó que estaban presentes, Luis Moldovan de Ilka, Rubén Queirolo, José Floridia, de Cosnor y el ex funcionario marinista Oscar Negrotto, cuyo nombre apareció mencionado en varias oportunidades, pero no integra la lista de testigos.

Contrato.

El grupo empresarial ya había consolidado posición en La Pampa, para iniciar la obra de cloacas en Trenel mediante un contrato de 13 millones de pesos dólares. La casona se convirtió en aquella época en un símbolo del fulgor menemista: autos lujosos, sumas obscenas de dinero y cenas con champán. Así lo recuerda una fuente que cumplió funciones dentro de la estructura montada en conjunto por empresarios y políticos.

La reunión en Trenel fue el paso previo para el acuerdo sellado días después en Intendente Alvear. Rodríguez aseguró que Negrotto también estuvo el día que se firmó el contrato de obra en Alvear, y que antes de estampar las firmas, él aguardó junto al secretario Ghisio, en una antesala.

En tanto, Negrotto y los empresarios ingresaron al despacho del intendente donde dialogaron una hora. El ex apoderado hizo constar que entre el viaje a Trenel y la firma del contrato en Alvear, viajó a Santa Rosa junto a Halcak, "y en la oficina de Negrotto, ubicada en las inmediaciones del hotel Calfucurá, me presentaron a Hugo Carril quien sería mi mano derecha en la UTE y quien sería el coordinador". Hasta ahora se desconoce cuáles eran las funciones que cumplía Negrotto, que en aquel tiempo y mientras se realizaban las obras de Trenel y Alvear, visitaba ambas localidades con bastante periodicidad.

El juicio por supuesto fraude tiene como co-imputados al ex intendente Oscar Pepa, al ex secretario tesorero, Omar Ghisio. Además, Andrea Bensi y Alberto Rodríguez, responsables de las empresas que debían hacer la obra.

Comentá la nota