Tercer encuentro de los jóvenes peronistas

Con la presencia de un importante número de jóvenes, se llevó a cabo en la tercera reunión de agrupaciones de jóvenes peronistas de Juventudes Peronistas de Junín.
En el encuentro se abordaron las diferentes problemáticas que acontecen en la ciudad, entre ellos la inseguridad, "ya que en el último tiempo han aumentado considerablemente tanto los delitos a particulares en los diferentes barrios como a comercios de la zona céntrica, donde es bien sabido la presencia policial es mayor que en otros sectores", según indicaron.

Otros problemas tratados en este último encuentro del año fueron el gran deterioro del asfalto en diversos puntos de la ciudad, tanto en calles principales como alternativas, el arsénico en el agua corriente, la supuesta instalación de otra cárcel en la ciudad y la falta de incentivos para atraer fábricas.

Con respecto al tema de la cárcel, todos los presentes estuvieron de acuerdo en que "no se quiere que Junín se convierta en el Polo Carcelario más grande de la Argentina sino que sea una ciudad pujante con mayor cantidad de empresas y fábricas para que todos los jóvenes tengan un trabajo digno, en el cual el municipio tiene que ponerse al frente de este reclamo de toda la sociedad".

También se hizo hincapié en la necesidad imperiosa de que se de una solución efectiva al problema del mal estado de las calles juninenses. "Se puede apreciar a simple vista sin ser un experto en el tema, que los baches son tapados con tierra lo que ocasiona que ante un poco de viento o lluvia vuelvan a aparecer los cráteres en todo su esplendor con las consecuencias que ello ocasiona", dijeron.

Otras palabras sumadas al debate son la de exigir mayor responsabilidad a los funcionarios locales a la hora de abordar un tema tan importante y delicado como es la contaminación del agua con arsénico: "Es necesario cierto grado de responsabilidad a la hora de hacer declaraciones en los medios teniendo mucha humildad y sinceridad con todos los juninenses, ya que han sido votados para administrar los bienes públicos de la ciudad. El agua es un bien público necesario para la vida humana, por ese motivo las autoridades no deberían hacer declaraciones como ‘yo tomé el agua y no me pasó nada’ (Mario Meoni a la revista Noticias) porque hace manifiesta su ignorancia con respecto al tema, ya que es sabido que la acumulación de arsénico en el cuerpo humano a lo largo de los años es altamente cancerígena, contaminante y netamente perjudicial para la salud humana; o como las recientes declaraciones de que ’si los juninenses quieren agua mineral en la canilla que la paguen’ (Pinedo, Secretario de Obras Públicas, a un diario local) ya que provocan mucha indignación porque solo lo que se quiere es agua potable apta para consumo humano."

Por último los jóvenes acordaron un par de tareas a realizar a partir de la segunda quincena de enero con mayor participación en los barrios y la puesta en valor de un local con fines socio-culturales. Para finalizar realizaron un brindis de fin de año augurando un muy feliz 2010 para todos.

Comentá la nota