El tercer colapso cloacal de importancia en sólo 35 días

Sucedió en el estacionamiento de un hipermercado. Los líquidos no dejaban sacar motos ni bicicletas del lugar.
El sistema cloacal de la provincia sufrió todos los embates negativos del martes 13: ayer era un espectáculo increíble ver cómo las aguas servidas corrían por el estacionamiento del Híper Libertad, en Circunvalación y Scalabrini Ortiz, al punto que muchos empleados no podían sacar sus motos y bicicletas de allí. El colapso en la cloaca a esa altura se produjo en realidad la tarde del lunes 12, y ayer alcanzó su máxima dimensión. De esta manera, quedó enfatizado lo obsoleto de la red cloacal, dado que es la tercera rotura de gravedad en sólo 35 días, después de la de Santa Lucía y la del Parque de Mayo.

Al cierre de esta edición, los técnicos de OSSE planeaban cortar la esquina del puente de la Circunvalación para ponerse a romper parte de la calle (ver aparte). Es que suponían que el colapso se debía a una obstrucción a mitad de camino entre las dos bocas de registro que hay a ambos lados del puente, lo que había provocado que las aguas servidas salieran a la superficie en la boca que hay en el estacionamiento del hipermercado.

Todo había comenzado el lunes pasadas las 14:30, según contó un ejecutivo del hipermercado. El líquido cloacal comenzó a brotar y en pocas horas inundó el estacionamiento que da al Sur. En total fueron unos 70 metros de extensión de playa que quedaron inundados. A todo esto, el olor ya era bastante intenso, y llovían las quejas tanto de los clientes como de varios comerciantes que tienen sus negocios establecidas en las galerías del híper.

Ya en el lugar, según la misma fuente, la gente de OSSE empezó a estudiar el problema. Pero todo siguió igual hasta ayer. O peor. Las aguas servidas seguían saliendo por las bocas de registro. Una cuadrilla de empleados del propio híper se puso a sacar agua y limpiar con lavandina, a la vez que habían accionado dos bombas hidráulicas para drenar el lugar. Pero el estacionamiento de motos y bicicletas de empleados, por estar en un desnivel, seguía siendo un río.

Desde la empresa entonces contrataron camiones atmosféricos que cargaran el agua de la cloaca y se la llevaran. Hasta la tarde de ayer, según la fuente del Libertad, ya habían hecho 15 viajes de 15.000 litros cada uno, y esperaban hacer otros 30 viajes.

Comentá la nota