Terapia intensiva de referencia provincial para embarazas de riesgo en Hospital la Madre y el Niño

El jefe de la unidad de cuidados intensivos, Gustavo González, sostuvo que con la misma “se optimiza integralmente el manejo de pacientes críticos".
En el Hospital de la Madre y el Niño se encuentra en funcionamiento una moderna unidad de Terapia Intensiva de referencia provincial para embarazadas de riego, ya sea en condición de pre-parto como también posterior al nacimiento del bebe, la cual se encuentra equipada con tecnología de punta y recursos humanos capacitados en los principales nosocomios del país.

El director del nosocomio, Emilio Pereira, aludió al hecho de que esta unidad dispone de la apoyatura de otra área esencial como el servicio de laboratorio con equipos de última generación para abastecer tanto los pedidos de rutina como aquellos que requieren de una mayor agilidad para así obtener un diagnóstico rápido ante un estado crítico que pudiera presentarse.

Indicó que la terapia “está ubicada estratégicamente dentro del hospital, disponiendo de equipos de avanzada, inclusive los sanitarios cuentan con lavachatas automáticos y esterilizables con agua a alta temperatura”, añadiendo que la disposición de la flamante unidad posibilita por ejemplo que las pacientes ingresen de manera directa luego de ser sometida a una cirugía en quirófano.

El jefe de la unidad de cuidados intensivos, Gustavo González, sostuvo que con la misma “se optimiza integralmente el manejo de pacientes críticos, ya que se dispone de una infraestructura adecuada, equipos con tecnología de avanzada y recursos humanos preparados”.

En tanto que el ministro Aníbal Gómez significó que “este logro constituye un paso más dentro de la mejora en el nivel de las prestaciones de salud dentro de un segmento muy sensible como la salud materna, al igual que la infantil”.

Justamente sobre esto último es que aludió a la reciente habilitación de la unidad de neonatología en el Hospital de Las Lomitas, totalmente equipada y con recursos humanos preparados, los cuales están siendo capacitados permanentemente en los principales hospitales del país, indicó que esta estrategia continuará en otros puntos de la provincia, próximamente en Clorinda, y también Laguna Blanca, Pirane, Ingeniero Juárez, Ibarreta y El Colorado.

Lo neonatológico

“Como nuestro sistema indica, es decir un vínculo en red y por complejidad creciente. Esto quiere decir que el Hospital de la Madre y el Niño dispone del servicio de neonatología con el mayor grado de complejidad en la provincia, y los nosocomios del interior también la tendrán aunque con una menor complejidad, y en caso de que las patologías que pudieran darse en cada distrito sanitario lo requieran, serán trasladados a esta capital, siempre que no puedan resolverse en sus jurisdicciones”, explicó.

Sostuvo que “con esta mejora sustancial en la esfera de neonatología en los nosocomios distritales, el Hospital de la Madre y el Niño se verá aliviado en cuanto al número de pacientes provenientes del interior”, aludiendo a que este nuevo salto cualitativo “forma parte de una planificación diseñada que es materia de permanentes análisis semanales, la cual apunta a mejorar los indicadores en un segmento muy sensible como la mortalidad materna-infantil”.

Advirtió que “durante mucho tiempo recibimos “programas enlatados” destinado a corregir justamente este déficit, pero hace un año lanzamos el plan “Vivir”, el cual direcciona a través de una docena de componentes diferentes pasos que en forma progresiva lo venimos desarrollando y con resultados muy alentadores”.

Avanzó en este línea indicando que “Vivir” contiene componentes como el de la neonatología antes descrito, además de facetas como el reequipamiento de laboratorios, las mejoras en el área de esterilización, la red de ecografías, la conformación de la red de hemoterapia en toda la provincia dando el reaseguro de sangre segura para cubrir las demandas como en los partos donde las hemorragias por ejemplo son una de las causas de la muerte materna, forman parte de esta estrategia, entre otras.

Admitió Gómez que “aún tenemos una alta tasa de mortalidad infantil, y para bajarla no basta con voluntarismo o hacer magia, sino que se logra identificando los problemas, proponiendo soluciones, midiendo los resultados y gestionando a diario, que es lo que venimos haciendo”.

Indicó el ministro que “hacemos un monitoreo semanal de lo que ocurre en toda la provincia, y los mismos nos indican que estamos teniendo buenos resultados, ya que estamos prácticamente terminando el año, y podemos apreciar una baja importante de muertes infantiles, siendo mayor el número de nacimientos”.

Concluyó afirmando que “son indicativos de que estamos en el camino correcto, de todos modos no estamos satisfechos, por eso seguimos profundizando las estrategias, ya que pretendemos ir acentuando esta mejoría”.

Comentá la nota