Terán y Raed no quieren dialogar con los letrados, pero Mansilla sí

Legisladores justicialistas coinciden en que durante agosto se sancionará la ley sobre el CAM. El ex vicegobernador defiende que los jueces sean designados por el titular del PE, con acuerdo de la Legislatura. "Debate inútil".
El justicialismo legislativo tiene decidido ser el eje del proyecto de ley que organice el nuevo Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), pero no logra unificar una estrategia común para su sanción. Mientras que Sisto Terán y Antonio Raed rechazaron cualquier convocatoria a las autoridades de los colegios de abogados (de la capital y del sur) para debatir la iniciativa, Sergio Mansilla aseguró que las entidades profesionales serán invitadas a discutir el tema.

Amén de las disidencias, los tres confían en que la norma será sancionada antes de que finalice agosto. La novedad radica en la integración del CAM. En vez de que sean tres legisladores (dos oficialistas y un opositor) y tres representantes del Poder Judicial (dos de ellos vocales de la Corte Suprema de Justicia y un camarista), ahora se baraja que, además de los parlamentarios, sólo haya un vocal de la Corte y un magistrado, pero elegido por el voto directo de jueces, fiscales y defensores. El sexto consejero sería votado por los abogados de la capital o del sur (depende de donde esté situada la vacante), también en elecciones.

Si bien en lo conceptual Terán no comparte la figura del CAM, afirmó: "espero que la ley solucione definitivamente esta situación, pero no descarto que haya nuevos planteos judiciales porque hay muchos intereses creados. Se hizo un deporte de la judicialización de las decisiones políticas, y temo que cualquier decisión que adoptemos termine siendo objetada".

El ex vicegobernador reivindicó el viejo mecanismo por el cual los jueces eran designados por el gobernador con acuerdo legislativo. "Si los poderes del Estado están de acuerdo, ya hay consenso. La sociedad civil no queda excluida nunca en el sistema representativo. Los sectores corporativos, en cambio, representan intereses propios, no de la ciudadanía. Los abogados quieren elegir jueces para obtener mayores honorarios", se quejó, para justificar su negativa a que sean parte del debate.

Raed compartió la lectura de Terán. "Sería inútil convocar a los colegios profesionales. No dudo de que recurrirán a la Justicia, con o sin reuniones. Con la Ley de Subrogancias se inscribieron 300 abogados pero la propia corporación interpuso una acción y bloqueó la designación de jueces. Entonces, perdieron toda posibilidad de dialogar", dijo el titular de la comisión de Asuntos Constitucionales.

Ambos legisladores son partidarios de que los académico del derecho evalúen los concursos, pero rechazan la posibilidad de que las universidades integren -como estamento- el CAM.

Mansilla disiente con sus pares y espera que se cite a los consejos directivos que representan a los profesionales del derecho. "Trataremos de consensuar las propuestas, incluyendo las de la oposición. En principio, queremos que sólo haya representantes de los poderes Legislativo y Judicial pero, si hay que hacer alguna corrección, se la hará para darle operatividad y transparencia al CAM. La idea es que alguna comisión se reúna con el Colegio de Abogados", anunció.

Remarcó que acatarán lo dispuesto por la Justicia en la sentencia contra la reforma constitucional acerca de que el PE no debe intervenir en la conformación del CAM. Por ello, destacó que la iniciativa será del bloque oficialista.

Comentá la nota