Tenso debate entre los embajadores israelí y palestino.

En un videochat en lanacion.com, discutieron sobre la raíz del conflicto y cómo alcanzar la paz.
Los pedidos de silencio y las interrupciones se repitieron. Hubo frases cargadas de ironía y acusaciones. Las posiciones disímiles por la guerra en Gaza se plasmaron en las enérgicas exposiciones del embajador israelí, Daniel Gazit, y el palestino, Farid Suwwan, durante un encendido debate en un videochat organizado ayer por lanacion.com y del que participaron, con preguntas, los lectores del sitio.

Pensar en una convivencia compartida en Israel, con un acuerdo de paz a largo plazo, no parece un objetivo cercano, pero resulta una necesidad impostergable. Así lo entendieron ambos diplomáticos, cuyas conclusiones circularon por veredas opuestas.

"Hay que terminar con los que no quieren la paz, como Hamas, que declara abiertamente que la única solución es la desaparición de Israel", aseguró Gazit.

"Los gobiernos de Israel no reconocen el derecho internacional y no quieren un Estado palestino (...), hay una cultura de odio. Los colonos queremos otra cultura. Es importante crear una nueva generación dispuesta a negociar para que podamos vivir en paz", respondió Suwwan.

-¿Cuál es la raíz del problema por la cual la histórica disputa entre ambos pueblos se extiende hasta el actual conflicto en Gaza?

Gazit: -Es simple. Son dos pueblos que luchan por el mismo territorio. Todo el resto es historia. Y para no entrar en la historia, la solución es la división, el reconocimiento mutuo, cada pueblo con su derecho a ser un país independiente. Los palestinos que persistieron en Israel tras la creación de su Estado, en 1947 se quedaron con una parte grande del Estado palestino que debían declarar. Decidieron no declarar su Estado palestino, sino continuar con la guerra en contra de Israel y crear la Organización para la Liberación Palestina. Nosotros ofrecemos la paz, estamos listos para hacer concesiones. Esta lucha continúa porque no podemos alcanzar un acuerdo sobre dónde estarán las fronteras.

Suwwan: -El embajador de Israel simplifica las cosas sin fundamentos. El conflicto comenzó en 1897, cuando se creó el Primer Congreso Judío Mundial en Suiza, y allí convencieron a las comunidades judías de todo el mundo de que ellos no quieren vivir con los demás y que los demás no quieren vivir con ellos en Occidente. Los judíos de Europa emigraron a Palestina con armas e hicieron una limpieza étnica. Israel tiene que reconocer las barbaridades que cometió y pedir perdón.

-¿Perciben alguna solución que no implique ni la destrucción de una sociedad ni el desplazamiento de millones hacia otras tierras?

Gazit: -Nadie habla de expulsar ni tampoco pretendemos dominar a los palestinos, sólo diferenciamos cómo tenemos que vivir uno con el otro. Pero si las escuelas palestinas enseñan lo que quieren y toda la educación pasa por que Israel no tiene derecho a existir, entonces será muy difícil llegar a un entendimiento a largo plazo.

Suwwan: -Israel protesta reclamando seguridad, a la cual tiene derecho. Pero la ocupación y la seguridad son incompatibles. El final de la ocupación israelí marcará el comienzo de la seguridad de ambos Estados. El problema es que hablar de la paz y construir más asentamientos es racismo.

-¿Qué escenario imaginan si la tregua prevalecía y no era puesta en marcha la ofensiva israelí?

Gazit: -Israel no ataca a propósito a población civil, como sí lo hacen los terroristas palestinos, y no hubiera abierto fuego si no le disparaban misiles. Si Hamas hubiera declarado que rompía la tregua, pero al mismo tiempo no hubiese atacado con misiles a ciudades israelíes, no habríamos hecho nada. Queremos una garantía de que no habrá más ataques terroristas.

Suwwan: -El gobierno de Ehud Olmert negoció con Hamas una tregua que duró seis meses, pero Israel no puede extender el acuerdo porque, tanto [la canciller Tzipi] Livni como [el ministro de Defensa Ehud] Barak precisan vencer al Partido Likud en las elecciones de febrero. La sangre de los palestinos es parte de la campaña electoral.

-¿Qué necesita Israel para dejar vivir a los palestinos en su territorio y qué necesitan los palestinos para dejar a los israelíes en su territorio?

Suwwan: -No es una necesidad, es un deber. Israel asesinó el proceso de paz tres veces. Y ahora lo asesinaron de nuevo y crearon odio en los niños y mujeres eliminando familias enteras. Se necesita que Israel diga de una vez que quiere aceptar la legalidad del derecho internacional, al aceptar retirarse del territorio palestino. Pero el problema es más profundo: no quieren vivir con nadie. Ellos creen que no debería ser el Estado de Israel, sino un Estado judío. Y la religión no puede dominar un Estado, dado que debe ser laico.

Gazit: -El problema es que no reconocen al pueblo judío como pueblo, afirmando que es sólo una religión que no tiene derecho. La propuesta de Israel es dividir la tierra. Los palestinos han tenido oportunidades para declarar su Estado, pero no lo hicieron porque quieren todo. Nosotros les ofrecemos un Estado. Al pueblo judío, un Estado. La solución son dos Estados. Y si no quieren reconocer el derecho del pueblo judío, estamos en problemas.

Comentá la nota