Tenso contrapunto en el H.C.D. por la calle Chile de Ezpeleta

Si bien el temario de la sesión del Concejo Deliberante de Quilmes fue variado, sin dudas el tenso contrapunto mantenido entre el presidente del H.C.D. y un concejal del oficialismo por la calle Chile de Ezpeleta fue el tema más comentado durante la jornada de ayer.
No obstante, no fue la cuestión excluyente: El concejal Eduardo Miranda pidió la inspección y sugirió la clausura del estacionamiento de camiones que aún funciona en Amoedo y Mosconi de Quilmes Oeste. Por su lado, el edil y candidato del Acuerdo Cívico y Social, Mario Sahagún, reclamó que la Comuna cumplimente la atención a los vecinos de la Ribera afectados por la contaminación con hidrocarburos de YPF y citó la resolución judicial difundida por este medio la semana pasada para justificar su reclamo; al tiempo que advirtió que la Municipalidad presentó un escrito pidiendo la postergación del requerimiento de la Justicia (ver pág.2).

Por otra parte, el concejal Daniel Turqui, pidió un nuevo informe por la participación de la Cooperativa 26 de Julio de Bernal en la construcción de las veredas del Paseo de los Artesanos ubicado en la plaza de la Estación de Quilmes.

De todos modos, el momento más tenso se vivió cuando el presidente del Concejo Deliberante, Gustavo Filareti, hombre de Ezpeleta, solicitó hacer uso de la palabra para expresarse en contra de los cambios que iban a implementarse sobre el tránsito y estacionamiento de la calle Chile, arteria comercial principal de esa localidad. La modificación principal era autorizar, en una de las manos, el estacionamiento a 45 grados, proyecto impulsado y defendido por el presidente del bloque del FPV-Polo Social, José Migliaccio y avalado por la Comisión de Transporte y Tránsito del H.C.D. Las críticas que lanzó Filareti al proyecto generó que la titular de la Comisión, Lidia Zárate, solicitara girar el expediente nuevamente a la Comisión, propuesta que generó la reacción de Migliaccio y de Miranda, ambos defendieron la necesidad de aprobar la iniciativa pese a los cuestionamientos.

Cabe mencionar que Filareti embistió contra la iniciativa presentada por Migliaccio al asegurar que sólo iba a beneficiar a los comerciantes de la calle Chile y que no se pensaba en los peatones que transitan por el lugar. Finalmente, la postura de Filareti se impulso por sobre la de Migliaccio y el proyecto no fue aprobado.

Por último, y a pedido de Cora Otamendi, el Deliberante en pleno autorizó la colocación de una placa recordatoria al cantautor Jorge Omar Quevedo. La esposa y familiares del artista siguieron de cerca las alternativas del proyecto desde el palco del público presente.

Comentá la nota