Tenso compás de espera en la comuna de San José

La intendenta Mónica Hernández planteará el conflicto de poderes la próxima semana.
Ayer tres de los concejales del municipio de San José, que suspendieron a la intendenta Mónica Hernández por 60 días, llegaron hasta la Capital para buscar asesoramiento legal y respaldo político en la Legislatura provincial. Los ediles decidieron esperar a que la intendenta Mónica Hernández inicie el conflicto de poderes en la Corte de Justicia de la Provincia. También suspendieron la presentación por la que iban a solicitar el desalojo del edificio municipal hasta la próxima semana. Mientras tanto Hernández continuó ayer en el ejercicio de sus funciones.

Por la mañana, los concejales Estela Gutiérrez, Pedro Lagoria y Rosario Marcial se reunieron con el subsecretario de Asuntos Municipales, Miguel Vázquez Sastre. A la salida de la reunión, Rosario Marcial dijo que la intención del encuentro fue informar todos los pasos dados por el cuerpo deliberativo y recibir algún tipo de asesoramiento.

Según la decisión que tomó el Concejo Deliberante, Marcial sería el reemplazante de la jefa comunal Mónica Hernández. Sin embargo, la intendenta no cedió su lugar y continuó ayer con todas las tareas inherentes a su gestión

La intendenta rechazó la resolución del Concejo Deliberante por la que se aplicó la sanción y cuestionó la sesión. Fuentes del municipio confirmaron ayer que la presentación en la que solicitan declarar el conflicto de poderes se realizará la próxima semana.

Por su parte, la concejal Estela Gutiérrez defendió el procedimiento de suspensión a Hernández. " La comunidad se autoconvocó porque la gente ya conocía que las rendiciones de cuenta de la intendenta no coinciden con los informes del Tribunal de Cuentas", dijo.

Albarracín

Por su parte, el senador Jesús Albarracín acusó a Hernández de malversar los fondos que recibió por coparticipación, regalías mineras y otros fondos específicos.

Comentá la nota