Tensión en Terrabusi: los empleados vuelven a cortar la Panamericana

Esta mañana ya habían cortado las dos manos de la autopista por dos horas. En solidaridad, empleados de otras fábricas cortaron General Paz y Constituyentes. Reclaman la reincorporación de 155 operarios despedidos.
Crece la tensión en torno al conflicto entre empleados de la ex Terrabusi y la empresa. En reclamo de la reincorporación de 155 despedidos y de mejoras salariales, los trabajadores cortaron esta mañana, entre las 7 y las 9, la avenida Panamericana. A las 14, volvieron a la ruta y reanudaron la protesta. La medida de fuerza la habían resuelto anoche, luego de que una fiscal ingresó a la planta y confirmó que no se había prorrogado la conciliación obligatoria.

Al finalizar el primer reclamo del día, empleados y ex empleados habían anunciado que a las 14 retomarían el corte. Y así lo hicieron. Desde esa hora, los trabajadores despedidos, los que aún continúan en la planta de Kraft Foods y agrupaciones políticas y piqueteras que apoyan su protesta, bloquean ambas manos del ramal Campana de la Panamericana, altura Henry Ford. Las demoras en el tránsito llegaban a los 40 minutos.

"A las 22 vino la fiscal de Tigre y dijo que no había prórroga de la conciliación y que los trabajadores estaban haciendo usurpación por lo que podría haber un desalojo. Eso cayó muy mal, generó mucha bronca", contó Javier Hermosilla, delegado del turno noche, en diálogo con Clarín.com.

Esa decisión dio pie a la manifestación de esta mañana frente a la ex Terrabusi, que se inició a las 7 cuando los manifestantes cortaron el tránsito y quemaron neumáticos, lo que provocó un gran congestionamiento vehicular en la zona, ante la atenta mirada de efectivos de Gendarmería Nacional, que esperaban la orden para realizar el desalojo.

Cerca de las 11, empleados de otras fábricas, iniciaron un corte en Constituyentes y General Paz en solidaridad de sus compañeros de la ex Terrabusi.

El lunes pasado, los trabajadores, tras violentos incidentes con la policía, tomaron la planta de General Pacheco perteneciente a la ex fábrica Terrabusi, en la actualidad a cargo de la empresa Kraft Foods.

El mes pasado, la empresa despidió a 155 trabajadores de la planta de General Pacheco y la compañía definió el hecho como una "consecuencia de una serie de paros intempestivos y otras medidas de fuerza que impidieron el normal funcionamiento de la empresa". Los empleados, por su parte, expresaron que el conflicto comenzó porque, "en enero de este año, (la empresa) impulsó un plan de arreglos voluntarios, amedrentando y amenazando a los trabajadores que se negaban a arreglar, justificando su posición con la caída de las ventas".

Comentá la nota