Tensión en Jujuy por grave crisis política y social

Tensión en Jujuy por grave crisis política y social
• Piqueteros de Milagro Sala mantenían cercada la casa de Gobierno. Masiva renuncia de funcionarios
Jujuy - Máxima tensión institucional se vivió ayer en la provincia, de la mano de un combo que incluyó la dimisión en las últimas horas de dos funcionarios claves del gobernador justicialista Walter Barrionuevo e insistentes versiones en torno a la supuesta amenaza de renuncia ayer del mandatario por los apremios financieros, sociales y políticos, desmentida luego desde el seno del Ejecutivo.

La delicada postal se da en el marco de las graves urgencias de caja que atraviesa la provincia, de la escalada de protestas de gremios y de organizaciones sociales -anoche, adeptos a la piquetera ultrakirchnerista Milagro Sala (Tupac Amaru), entre otros activistas de una veintena de agrupaciones, virtualmente sitiaban la Casa de Gobierno- y de los fuertes cortocircuitos en el gabinete generados por la interna peronista, cuando se acerca el recambio gubernamental de 2011. Sobre el atardecer, Barrionuevo abandonó la provincia, sin destino dado a conocer oficialmente.

El asedio a la sede gubernamental de ayer era protagonizado por grupos piqueteros jujeños -coordinados bajo la Red de Organizaciones Sociales de Jujuy-, que instalaron carpas en la plaza frente al edificio para reclamar bolsones navideños, un pago extra de 150 pesos a beneficiarios de planes asistenciales y la compra de terrenos para esos grupos.

Militantes alineados con Milagro Sala -virtual operadora de los fondos sociales de la Casa Rosada en la provincia- habían protagonizado semanas atrás una agresión contra el por entonces titular de la UCR nacional, Gerardo Morales. En paralelo, trabajadores municipales protestaron frente a la intendencia capitalina por tercer día consecutivo, donde sufrió una agresión el secretario general de Gobierno, Raúl García Goyena.

«Son versiones infundadas; el gobernador sigue atendiendo los problemas de los jujeños como todos los días», aseguraron por la tarde fuentes gubernamentales a este diario cuando arreciaban los rumores en torno a la supuesta amenaza de una salida anticipada del mandatario por los apremios financieros, sociales y políticos. Se trata de una instantánea lamentablemente repetida en los últimos años en el distrito norteño, donde en tres períodos llegó a ha-ber ocho gobernadores (los últimos fueron el renunciado Carlos Ferraro y el actual titular de la Cámara de Diputados nacional, Eduardo Fellner, quien, tras decidir no pelear su reelección, abrió el camino para la asunción de Barrionuevo en 2007).

Según la versión que circuló ayer, sólo la promesa concreta de asistencia financiera de Nación para el pago del segundo medio aguinaldo -hasta ayer, sin cronogra-ma oficial- habría conven-cido a Barrionuevo de la conveniencia de seguir en el cargo.

Relación

«Néstor Kirchner no le soltó la mano a Barrionuevo; el gobernador inició gestiones para recibir fondos, que ya estarían destrabados», enfatizaron ayer desde el entorno del mandatario.

Horas antes, había presentado su renuncia el jefe de Gabinete, el barrionuevista Vicente Apaza, quien llegó a mantenerse en ese cargo sólo 51 días, tras la creación de esa cartera.

Apaza (amigo íntimo del mandatario) argumentó problemas de salud, aunque fue ostensible en rigor el duro enfrentamiento -por el manejo financiero y la relación con los gremios- que tuvo con el titular de Hacienda, Miguel Lembo, hombre del ex mandatario jujeño Fellner, y quien por la contienda también presentó su dimisión esta semana.

Escenario

Interinamente, la Jefatura de Gabinete quedó a cargo del titular de Gobierno y Justicia, Pablo La Villa, y en las próximas horas asumirá la cartera de Hacienda el ministro de la Producción, Hugo Tobchi. Previamente, se habían concretado más cambios de gabinete.

«Hubo fuertes entredichos entre gente de Fellner y del gobernador, pero con la salida de Apaza creo que los cortocircuitos quedaron zanjados», se esperanzaron ayer voces barrionuevistas.

Frente a este escenario, dirigentes de la UCR -como el presidente del Comité Provincial, Raúl García Goyena- atribuyeron la tensa crisis política a una interna dentro del oficialismo justicialista. «Esta crisis no nos alegra; por el contrario, nos afecta a todos», aseguró García Goyena.

«Kirchner es Barrionuevo y es Fellner, y la relación entre los tres es de respeto», se apresuraron a asegurar, sin embargo, fuentes partidarias. Fellner aspira a volver a convertirse en gobernador de Jujuy en 2011, pretensión que además ostenta el actual vicegobernador, Pedro Segura, también protagonista de la interna partidaria y de mala relación con Milagro Sala. El tercero en discordia es el radical Morales.

En este marco, anoche funcionarios de Barrionuevo mantenían un encuentro con representantes gremiales para intentar destrabar las protestas en pos de un aumento salarial y el pago del aguinaldo, entre otras reivindicaciones.

Comentá la nota