Tensión durante una asamblea

(Eduardo Castex) - Después de casi dos décadas fue destituido el oficialismo en la asociación de Bomberos Voluntarios. Asumirá la presidencia Saúl López, en reemplazo de Alberto José Schualler, quien se opuso a la designación.
En una tensa y casi escandalosa asamblea, el Cuartel de Bomberos Voluntarios de Eduardo Castex renovó sus autoridades después de casi dos décadas, tiempo en que ejerció la presidencia Alberto José Schualler. Ahora, la presidencia estará a cargo del bombero Carlos Saúl López , quien será acompañado por otros 18 socios que no habían tenido participación en la institución intermedia castense.

La asamblea de renovación de autoridades se desarrolló el martes. La primera convocatoria, el mes anterior, había pasado a cuarto intermedio porque ni el oficialismo ni los opositores habían presentado candidatos. En la segunda ocasión, se presentó una lista impulsada por un sector de los bomberos voluntarios que mantenían una férrea disputa interna con el ahora ex presidente del cuartel local, Alberto Schualler. Este último, al no presentar lista, tuvo que abandonar la titularidad de la institución, donde de desempeñó por más de 20 años.

Tensión.

El clima en la asamblea era tenso y reinaba el silencio hasta que Carlos Saúl López informó que había conformado una lista de dirigentes para regir los destinos institucionales. Fue entonces cuando Schualler le objetó que no era asociado, a lo que López respondió que siendo bombero voluntario era "socio activo".

"Vos te retiraste" le dijo Schualler (en referencia a un incidente ocurrido meses atrás) pero López efusivamente solicitó que le mostrara la supuesta renuncia. Luego contraatacó: "Hace un tiempo usted me echó del servicio, pero yo no me fui".

"El no es socio" insistió Schualler, a lo que López respondió: "No soy socio, pero soy bombero voluntario, no renuncié y estoy activo".

En ese momento fue necesaria la intervención del viceintendente, Andrés Fernández, quien indicó que el Estatuto de la entidad, en el artículo 74, fija que "los bomberos voluntarios son socios activos y el resto, socios protectores".

El asesor Raúl Oriani solicitó que se proceda a la votación y anunció que, en caso de surgir impugnaciones, Personería Jurídica resolvería el asunto con posterioridad. La votación fue mayoritaria para la nueva lista, dado que el oficialismo solo tenía representación por intermedio de cuatro dirigentes. Igualmente, Schualler indicó que no presentara impugnaciones para que López se haga cargo de la presidencia.

Incidentes.

Cuando concluyó la asamblea se produjo un incidente. La ahora revisora de cuentas Ester Velázquez intentó agredir al destituido presidente, Alberto José Schualler.

La mujer es madre de un voluntario que padece discapacidad física. La nerviosa dirigente acusó a Schualler de insultar a su hijo, mientras el acusado desestimaba que ese episodio realmente hubiera ocurrido.

Velázquez se fue acercando a Schualler hasta quedar prácticamente "cara a cara" e intentar aplicar un golpe, pero rápidamente fue persuadida por el nuevo presidente Saúl López y otros colaboradores. Los nuevo integrantes de la comisión directiva acompañaron a Schualler hasta la vereda para evitar mayor escándalo, mientras otras personas pretendían tranquilizar a Velázquez que mostraba un notable estado de alteración nerviosa.

Comentá la nota