Tensión ante la falta de acuerdo en sueldos frutícolas

En tanto el Ministerio de Trabajo de la Nación laudó y fijó un salario de cosecha de 90 pesos para esta temporada, la situación es complicada en los otros sectores asalariados, donde hasta ayer no había acuerdo y se acentuaron las amenazas de medidas de fuerza.
En tanto el Ministerio de Trabajo de la Nación laudó y fijó un salario de cosecha de 90 pesos para esta temporada, la situación es complicada en los otros sectores asalariados, donde hasta ayer no había acuerdo y se acentuaron las amenazas de medidas de fuerza.

Un sector de los obreros rurales nucleados en Uatre se movilizó ayer a la tarde a la ruta nacional 22, donde mantuvo cortes parciales en la circulación, siguiendo de cerca las conversaciones en Buenos Aires. Hubo disconformidad con el monto fijado por Trabajo, ya que se consideró que era exiguo comparado con el aumento del costo de vida.

En tanto, en el sindicato de Obreros Empacadores de la Fruta reinó un clima de mayor tensión aun. Dirigentes que participan en Buenos Aires de las negociaciones no ocultaron su fastidio ante la falta de avances en las negociaciones con el sector empleador, y convocaron a declararse en "estado de alerta y movilización". Así lo definió la directiva de la seccional Roca de ese sindicato, mientras que la conducción central decidió convocar a un plenario de secretarios generales con carácter urgente para el lunes en Cipolletti. Allí se definirán los pasos a seguir, entre los que no se descartaron el bloque a establecimientos de empaque.

Marcelo Portiño, secretario general en Roca, sostuvo desde Buenos Aires que no hubo avances en la negociación, y presagió un clima sumamente complicado de aquí en más en caso de no haber propuestas.

"Hemos decidido declararnos en estado de alerta y movilización, pues hoy más que nunca es necesaria la participación activa de todos los obreros del empaque” expresó Mariano Grijera, integrante de la Comisión Directiva de la seccional local.

“Creemos que será necesario realizar medidas de fuerza para lograr una recomposición salarial que sea medianamente digna, y en ese marco no descartamos ninguna medida de acción directa. A los empresarios solos les importa seguir manteniendo el nivel de ganancias que han tenido en estos años, sin importarles la situación de empobrecimiento que sufren los obreros del empaque”, expresó Sergio Poblete, también integrante de la Comisión Directiva local. Convocaron a los delegados de plantas de empaque a una reunión para este lunes a las 8,45 en Roca.

Tampoco hubo avances en la negociación del sindicato del Hielo, que agrupa a los operarios de frigoríficos, quienes también convocaron a una reunión de delegados para el próximo domingo en Cipolletti.

Comentá la nota