Tensión y amenazas por el paro rural: Habrá un acto

Los camioneros presionan en los piquetes. Amenazaron con "limpiarse al hijo de Buzzi" quien convocó a una manifestación para el jueves.
El tercero de los siete días del paro rural iniciado el sábado pasado transcurrió hoy en un ambiente de tensión, con la continuidad de los cortes de ruta en varias provincias y nuevos episodios de fricción entre productores agropecuarios y camioneros que amenazan con un contrapiquete. Hasta la presidenta, Cristina Fernández se volvió a quejar por tener que "sufrir" el séptimo paro agropecuario en su gestión.

Otro hecho que sumó intranquilidad fue la amenaza anónima de "limpiar" a Santiago, el pequeño hijo del presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, quien a su vez convocó a un acto multisectorial para el jueves en la localidad santafesina de Armstrong. El ex líder de la CTA, Víctor de Genaro, metalúrgicos y varios intendentes de la región participarán de la manifestación.

Al igual que durante el paro rural de hace un año, los cortes en las rutas, por más que no fueran permanentes, provocaron embotellamientos de varios kilómetros y el malestar de los transportistas, a lo que se sumaron las declaraciones del secretario general de la CGT, Hugo Moyano, alineado con el Gobierno y en rechazo a la protesta agropecuaria.

En ese sentido, Buzzi advirtió que en los distintos puntos donde se realizan protestas de productores ruralistas "empieza a haber situaciones que van enrareciendo el clima", como sospechosos incendios de pastizales y agresiones de camioneros, y consideró que quienes las provocan "son funcionales al gobierno".

Afirmó que hay "quienes quieren que aparezcamos como los desestabilizadores violentos, cuando el único en la Argentina que ejerce violencia es el señor Néstor Kirchner".

En un sentido similar se expresó en Gualeguaychú el titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo de Angeli, para quien las recientes amenazas a dirigentes rurales provienen de sujetos que "están manejados por el ex presidente de la Nación".

"Igual no nos va a amedrentar, quédense tranquilos", dijo De Angeli en las inmediaciones de la ciudad de Gualeguaychú, a la vera de la ruta 14, epicentro de uno de los piquetes más rebeldes.

Según De Angeli, Kirchner "está bajando línea" a sectores sindicales que se oponen al paro agropecuario, entre los que identificó a camioneros y al gremio de la Fruta.

Por su parte, Buzzi sostuvo que el campo termina el viernes su paro y espera continuar el diálogo del gobierno, aunque sea para hablar sobre producciones como la lana, la pera o la manzana que también atraviesan situación de crisis.

El dirigente visitó el piquete que corta la ruta 9, a la altura de la localidad santafesina de Armstrong, donde se reunió con intendentes de la zona, empresarios y trabajadores metalúrgicos afectados por la situación del sector agroindustrial.

Precisamente, Buzzi convocó para este jueves en esa ciudad a un acto multisectorial y llamó a convertir a Armstrong en "capital nacional de la protesta".

Con este acto Buzzi quiere meter presión a los legisladores ante la posibilidad de que en dos semanas se vuelva a intentar sesionar en el Congreso para tratar la rebaja de las retenciones. La semana pasada no hubo sesión porque el oficialismo no bajó a dar quórum.

El acto se realizará en la intersección de las rutas provinciales 9 y 15, frente al parque industrial de Armstrong y están invitados a cerrar sus puertas y adherir al paro los industriales, comerciantes y empresarios.

Comentá la nota