Se tensa la situación en Santa Cruz y los petroleros cortan rutas

Se tensa la situación en Santa Cruz y los petroleros cortan rutas
Los trabajadores petroleros continúan con las medidas de fuerza que paralizan los yacimientos hace 14 días. Cortan los accesos a Caleta Olivia y Cañadón Seco por no llegar a un acuerdo por días caídos

Los trabajadores petroleros privados resolvieron cortes de ruta en los accesos a Caleta Olivia y Cañadón Seco al no reconocer las empresas el pago de los días caídos durante el reciente conflicto.

El recrudecimiento de las medidas se produce cuando todo hacía pensar que se iba a llegar a un acuerdo, que consistía en el 20% de aumento salarial escalonado y una suba de los adicionales de torre, no remunerativos, de entre el 20% al 30%, como viandas, horas de viaje y paz social.

Pero la falta de acuerdo por los días caídos hizo que se alejara todo posible consenso que permitiría una solución al conflicto que mantiene paralizados los yacimientos desde hace 14 días y han provocado pérdidas para la provincia que rondan los $42 M y para las empresas superior a los $300 millones.

En zona norte acababa de terminar la asamblea de trabajadores que analizaron el acuerdo que firmaron el resto de los sindicatos, salvo Santa Cruz ,y decidieron rechazarlo por unanimidad, al no haber un reconocimiento de los días caídos.

Marcelo Salguero, dirigente del Sindicato de Petroleros Privados, sostuvo que el acuerdo sería aceptado, si las operadoras reconociesen los días caídos, "pero como no es así, decidimos endurecer la postura y ahora nos dirigimos a los accesos de Caleta Olivia y Cañadón Seco a cortar la ruta", sostuvo.

Son 6.000 los trabajadores que se encuentran en conflicto, los que han sido intimados por las operadoras a presentarse a sus lugares de trabajo, bajo amenaza de ser despedidos. Estos telegramas, que iban a ser enviados el jueves, fueron demorados a la espera de los resultados de las negociaciones, pero el fracaso hace previsible que este viernes comiencen a llegar los despidos a los hogares de los petroleros santacruceños.

El antecedente

Este es el segundo conflicto de envergadura en el sector del Petróleo que atraviesa el gobernador Daniel Peralta, quién en esta oportunidad siguió personalmente las negociaciones.

Ya el año pasado hubo un paro de 32 días que provocó pérdidas superiores a los $80 M, equivalente, en aquel momento a una nómina salarial completa de toda la administración pública provincial.

Hoy Santa Cruz atraviesa una de las peores crisis económicas que se recuerden. Con un rojo por afrontar de $1.400 M, la caída de los ingresos por el petróleo ahoga aún más a la administración de la provincia del ex presidente.

Comentá la nota