Se tensa la relación entre los Kirchner y Scioli

Algunas versiones hablan sobre la supuesta intención de la Casa Rosada de desplazar de su cargo al mandatario bonaerense. El cortocircuito se debería a cierta reticencia del matrimonio presidencial a auxiliar a la Provincia frente al deterioro de la situación fiscal
La relación política entre el matrimonio Kirchner y el gobernador Daniel Scioli pasa por su momento más tirante, al punto que comenzaron a surgir versiones sobre la supuesta intención de la Casa Rosada de desplazar de su cargo al mandatario de la provincia de Buenos Aires.

Fuentes partidarias confirmaron hoy que la relación entre los Kirchner y Scioli está "desgastada", a raíz de cierta reticencia del matrimonio presidencial a auxiliar a la Provincia en momentos en que la situación fiscal bonaerense se deteriora ostensiblemente.

Incluso, entre la Nación y la Provincia empezó a dominar una "sensación de desconfianza" mutua, frente a trascendidos como el que indica que los Kirchner alentarían el reemplazo de Scioli por el vicegobernador Alberto Balestrini, sobre la base de que el mandatario podría asumir como diputado nacional.

Sin embargo, las fuentes consultadas rechazaron que Scioli vaya a aceptar esa alternativa e hicieron notar que tampoco Balestrini sería el hombre indicado para esa tarea, puesto que el titular del PJ bonaerense sería más crítico con los Kirchner que el propio gobernador.

Apuntaron, en ese sentido, que durante la última salida de Néstor Kirchner al conurbano Balestrini no participó de la conferencia de prensa que ofreció el ex presidente, pese a que sí lo hicieron Scioli y un grupo de intendentes, algunos de ellos con cara de "pocos amigos".

Según pudo saber Noticias Argentinas, Scioli visitó en diversas oportunidades la Casa Rosada en las últimas semanas para reclamar el envío de "fondos que le corresponden a la Provincia, ni un peso más", pero hasta el momento la Casa Rosada no habría girado a La Plata "ni la mitad" de las partidas requeridas.

"¿Vos tenés claro lo que me jugué en las últimas elecciones?", le habría preguntado Scioli en tono vehemente a un alto funcionario nacional, con despacho cercano al de la presidenta Cristina Kirchner, durante una de esas visitas reservadas.

De todos modos, las fuentes consultadas señalaron que no habrá en el discurso de Scioli "ni una palabra crítica" hacia los Kirchner en los próximos días, pero advirtieron que el mandatario se está "cansando del ninguneo" que atribuyeron al gobierno nacional.

Del lado de los Kirchner, según deslizaron fuentes más encriptadas, no cayó muy bien el acercamiento de Scioli con la Iglesia católica y, sobre todo, hicieron ruido las charlas que trascendieron entre el gobernador de Buenos Aires y el caudillo peronista Eduardo Duhalde.

De esas conversaciones sólo se filtró la recomendación de Duhalde a Scioli para "encerrarse en la Provincia" en los próximos meses y atender los requerimientos de los sectores productivos, una obsesión política del ex presidente, entre ellos por supuesto el campo.

Comentá la nota