Tensa noche sobre la ruta Nº3 en Caleta

La mediación del Cura Párroco Enrique Romani y de distintos dirigentes, evitó que Gendarmería con sus grupos antimotines, desalojen la ruta nacional Nº 3 al sur de Caleta Olivia, donde aun permanecen los desocupados. Crítico fue el panorama que se vivió por la noche.
Tirante fue la situación que se vivió durante la noche cuando personal del grupo Antimotín de Gendarmería, se apostó sobre la ruta nacional Nº 3 donde estaba el bloqueo para hacer efectiva la orden de desalojo; ante la intervención de vecinos, dirigentes y del propio Cura Párroco se evitó el enfrentamiento; igualmente persiste el corte.

Estaba previsto que a las 23:30 horas se cumpliera el plazo fijado por la Gendarmería para el desalojo de la ruta nacional Nº 3 al sur de la ciudad, donde desde el lunes se encuentran cortando un grupo de desocupados; es así que armados los efectivos se plantaron sobe la ruta para cumplir con la orden, situación que generó caos y preocupación porque los manifestantes estaban decididos a hacerle frente. Un nutrido grupo de vecinos se hizo presente en el lugar y lo propio efectuó el cura párroco Enrique Romani, quien intercedió para evitar inconvenientes que finalmente no se dieron. Con custodia policial en la zona, continúa el bloqueo.

Muchas fueron las voces que se hicieron durante la noche, pero todos fueron unánimes al hacer mención a que hay asimetrías en lo que refiere a la postura del Gobierno, "porque a unos nos reprimen con Gendarmería y a otros ni siquiera los intimaron a que se vayan", dijo una de las voceras de los manifestantes en relación al corte de ruta que protagonizaron los trabajadores Petroleros. Además del Cura Párroco mediaron para que evitar enfrentamientos, el concejal radical Facundo Prades y el Secretario General local de ADOSAC Daniel Gomez.

Según se hizo saber la decisión para que Gendarmería retroceda se dio por las gestiones que los presentes se comprometieron a efectuar ante el Ministro Barreto par que intente dar una solución a los manifestantes; el propio Cura Párroco se comprometió a darle a conocer la situación al Obispo Juan Carlos Romaní para que pueda hacer lo propio con el gobernador Daniel Peralta.

El concejal Facundo Prades en declaraciones al programa Hora de Brujas, se mostró molesto porque dice que el Municipio a través de la firma de actas se compromete a hacer efectivo el pago de subsidio y después no cumple, "y estas actas tienen la firma del Intendente y no puede ser que después no se cumple, pero esta es la actitud que nuestros dirigentes tienen ante cada situación como esta".

Comentá la nota