TENIS / ¡MIRALO AL GATITO...! Es un sex jugador

El Gato le da otra chance a su carrera para tener más sexo, bromea, y ya piensa en torneos del 2009.
Uno, dos, cien autos pasan por la callecita que bordea al Buenos Aires Lawn Tennis en la tarde de miércoles. "¿Qué pasó, sigue Madonna acá? Qué quilombo", bromea uno. "No", interviene Gastón Gaudio, con la seriedad necesaria para no anticipar la broma, "saben que vuelvo a jugar acá y ya están acampando por Figueroa Alcorta. Cortaron la calle, es tremendo el arrastre. ¿No viste las carpas?".

Gaudio aceptó la invitación para jugar la Copa Argentina, que comienza esta noche, a las 20.30, con el partido entre Juan Mónaco y Guillermo Cañas. El debut del Gato (o Gallo, como también le dicen desde hace poco) será mañana, en segundo turno, frente a José Acasuso, en la cancha de cemento verde instalada especialmente.

Está contento el campeón de Roland Garros 2004, lo cual puede medirse por las bromas que tira en la charla con Olé; en las ganas de correr y pegarle a la pelotita en el set de práctica que le gana a su compadre Mariano Zabaleta, entrenamiento que incluirá un solo grito con carga negativa ("nooooo" gutural, imprevisto) ante el punto de quiebre desperdiciado con un error de revés.

-El martes cumpliste 30 años. ¿Te pega el tema de la edad o no pensás?

-(Mira a los ojos y sonríe) Sí, soy otro, ¿no se ve?

-Mmm, no, ¿en qué debería notarlo?

-Maduré, ya está, hice el click. A los 30 hice el click por fin, jaja.

-¿Click hacia qué?

-Ya no me hago problema por nada. Me calmé.(hace una pausa). Dejame procesar el tema de los 30, es muy reciente. Después te digo, pero hace un tiempo ya que pienso en mi futuro más que antes.

-¿Tenés un plan armado para el 2009 ya?

-Sí, veré si arranco en enero o directo en febrero. Pero la gira de polvo por Latinoamérica la hago seguro. Ya pedí invitaciones, porque el ranking protegido por lesión no me da para entrar, es como 200...

-No jugás desde enero. ¿Cuántas veces estuviste retirado este tiempo?

-En los primeros siete meses estuve retirado, no hacía nada, fui un ex jugador. Me mantenía un poco de físico y nada más. Después me volvieron las ganas y ahora estoy para jugar otra vez. Lo mío, igual, es un asunto de día a día.

-¿Cuál fue la motivación principal para volver?

-Y... (sonríe) cuando sos jugador, garchás más.

-(...)

-Esa es una verdad, jaja. Ahora, fuera de joda, me quiero divertir en la cancha, ver si eso es posible, porque no se me daba.

-Sin ofender, pero en tu caso, ¿puede ser que el hecho de no dejar tiene que ver con no saber qué harías después?

-Mmmm, no, no, tengo algunas cosas a la vista para cuando deje. Además, en este tiempo no es que estuve tirado en casa. Me mantuve ocupado.

-Sí, pero estaba hablando de un trabajo.

-Está claro que no voy a ser entrenador, al menos en un primer momento, porque justamente lo que no querría es viajar. Pero analizaré qué puedo hacer, tengo algo pensado.

-¿Te acordás cuando decías que querías estudiar finanzas?

-Sí, y lo sigo pensando.

-¿Cursarías a distancia?

-No, iría a clase. Como cualquier persona.

Comentá la nota