"Tenías que disciplinarte, sino eras el enemigo"

El Senador Osvaldo Chesini y el Diputado provincial Juan Alberto Bettendorff coincidieron en que debieron tomar distancia de la línea gobernante "porque pensábamos diferente". En diálogo con Radio Cero, ambos legisladores hablaron de su relación con Bahillo, el debate por la Carta Orgánica, la actualidad partidaria y la Ley de Turismo.
- Se observa un 2010 con déficit fiscal y conflictividad social en Entre Ríos. Da la impresión de que será un Bicentenario con rojo en las cuentas. ¿Qué mirada tienen sobre este futuro en la provincia?

Juan Alberto Bettendorff: - Es así. El presupuesto proyecta un déficit de 848 millones de pesos.

- ¿Y de dónde va a salir la plata para cubrir eso?

- B: Bancos, ANSES, de donde venga.

- Es deuda para garantizar el pago de los sueldos…

- B: El Presupuesto está acotado porque tiene la gran estructura en materia de sueldos y no tiene arreglo. Por ahí se dice que los diputados y legisladores lo arreglen al presupuesto. Pero esto se cambia modificando las políticas de distribución del ingreso de la Nación con las Provincias. Mientras que Nación se quede con el 75- 79 % de los recursos y distribuya el 27 % en las Provincias y mientras el gasto en éstas represente el 50 % del gasto total, sin dudas esto no tiene solución. Es decir, se van a volver inviables. Así están planteadas las cosas.

Lo que podemos hacer sobre el presupuesto en diputados básicamente es maquillaje. Por ahí eliminar algunas obras que aparecen superfluas, como la finalización deñ autódromo de Paraná o de Concordia que representan endeudamientos de 17 millones de pesos cada uno. Poder sacar la obra del Nuevo Edificio del Ministerio de Economía que son 35 millones…

- Dar prioridad a otras cosas…

- B: Pero no resuelve el problema de financiación de los aumentos de sueldo que hoy está pidiendo el personal, si no hay mayor distribución de recursos por parte de la Nación.

- ¿Qué es lo que cobra un empleado estatal? ATE dice que la mitad de los estatales están por debajo del salario normal.

Osvaldo Chesini: - Cobrarán 1500 pesos aproximadamente, que no alcanza para vivir. Supongo que estas familias vivirán porque habrá dos o tres sueldos o después en sus horas libres harán otro tipo de actividad, pero este tipo de salario no permite vivir. Hace 17 meses que los trabajadores del Estado no reciben aumentos, y cuando se termine el año 2010 faltarán 848 millones de pesos por el déficit. (…) La conflictividad salarial crece y el año que viene esto va a cobrar otro carisma. (…) Estamos frente a una olla de presión, esa es la verdad.

Pertenecer, es la cuestión

- ¿Ustedes pertenecen al Partido Justicialista?

- B: Hace 27 años milito en el PJ. Jamás he participado en otra fuerza política y seguiré haciéndolo en la misma.

- Pero ganaron en la boleta donde estaba Cristina…

- B: Pero no significa suscribir pensamientos únicos. Si algo ha tenido el peronismo a lo largo de la historia es la rebeldía que se genera en esa propia oposición que se genera cuando ve que el camino que toma el gobierno no es el adecuado. Esto lo ha hecho a lo largo de la historia, el mismo Kirchner en su momento en la alternativa. El propio peronismo que encarnaba Menem fue dentro del peronismo. No significa que uno deba suscribir totalmente y a ciegas las políticas que se están haciendo para seguir siendo del partido. Porque lo que enriquece es que haya opiniones diferentes. Con 51 años de edad y después de 27 de militancia voy a decir lo que pienso le guste o no a quien me tenga que escuchar. (…) La resolución 125 fue un hecho que produjo la fractura en el pensamiento. Tenía que ver con una forma del ejercicio del poder que el peronismo no acepta. Nosotros queremos los consensos, no que nos impongan las cosas. A la gente no se la vence si no se la convence. Este gobierno se equivocó en ese sentido.

Ch: - Compartíamos los mismos espacios y pensamientos parecidos por lo menos y no había dificultades de fondo en cuanto a la forma de pensar y ver las cosas. Había verticalismo en el funcionamiento político y en el pensamiento fruto de las coincidencias y hay que reconocer que en los tres primeros años de Néstor Kirchner, a partir de que siguió un poco los lineamientos que había dejado instalado Duhalde en 2003, la cosa anduvo bien y compartimos medidas económicas, políticas, de reivindicación de amplios sectores de Argentina. En el marco general uno coincidía pero en marzo de 2008 (resolución 125) se ponen en crisis estas formas común de ver las cosas.

- Con el Partido Justicialista a nivel local, con el Ejecutivo ¿Qué pasó?

Ch: - Acá hubo un endurecimiento del gobierno nacional que nunca más se permitió dialogar con la comunidad. Esto fue institucional y de arriba para abajo a lo largo de toda la República, de todas las provincias. Hubo acciones de disciplinamiento político, de retraimiento de apoyo a sectores económicos en función de domesticar las políticas del gobierno nacional.

- ¿A ustedes los quisieron domesticar en algún momento?

B: - Sin lugar a dudas. Hicimos públicas nuestras posturas respecto a la Resolución 125, se nos intimó a que fuéramos al partido a dar explicaciones cuando las veníamos dando en reuniones periódicas que teníamos. Recuerdo una en (el sindicato) Petroquímicos donde planteaba la necesidad de que las retenciones de la soja debían ser coparticipables. No se dan la idea los retos que recibí del resto de los compañeros.

- ¿Retos de qué tipo?

- B: Que ellos estaban de acuerdo con una política distributiva. Los argumentos más inverosímiles en contra de esta postura, que era simplemente que se repartiera una riqueza que salía de la provincia y al poco tiempo la presidenta toma la decisión de coparticipar. Era tal la sordera en su momento de que había que disciplinarse y tomar la decisión que venía de arriba y cumplirla, que no se escuchaba absolutamente nada. Uno pedía hablar y no te escuchaban. Y la idea era que tenías que disciplinarte y sino eras el adversario, el enemigo. No es que nosotros cortamos el diálogo. No querían hablar más con nosotros porque pensábamos diferente. Se trató de instaurar un modelo de pensamiento único. Esto fue lo que pasó.

La relación con Bahillo

- ¿Qué tan cerca o lejos están de Bahillo y del oficialismo en Gualeguaychú?

- Ch: Tenemos una situación de relación institucional. Hemos charlado en algunas oportunidades con el Intendente, fundamentalmente después del 28 de junio. Tenemos una actitud de apertura pero profundas diferencias políticas en cuanto a la forma en cómo concebimos la política y su futuro.

- Los separa el kirchnerismo.

- Ch: Tenemos una postura absolutamente diferente a la del kirchnerismo, a la cual subscriben desde el gobierno municipal, también (el senador Pedro Guillermo) Guastavino, las autoridades del Partido Justicialista local, que respetamos porque cada uno tiene derecho a pensar o adherir como le parezca. No lo compartimos, esto se dirimirá en términos políticos.

- ¿Dialogan con Bahillo a nivel institucional?

- Ch: Después del 28 de junio nos juntamos a hacer un análisis de la cuestión institucional. A mí concretamente Bahillo me llamó para incluir la obra del Hospital en el Presupuesto 2009. Bueno, y por supuesto que por el tema de la inundación nos pusimos a disposición. Es poco lo que podemos hacer desde las Cámaras.

Carta Orgánica

- En el tema de la Carta Orgánica, ¿van a participar por fuera del partido?

- B: Quisiera debatir un proceso donde podamos hablar de la Carta Orgánica, que no quiere decir que sea la panacea. Se puede avanzar en decisiones estratégicas sin Carta Orgánica cuando hay voluntad política, decisión y convicción. Las cosas se pueden llevar adelante sin ningún inconveniente. Veo, por ejemplo, que se quiere limitar en la cantidad de ingresos de empleados a la planta, lo que es una decisión propia de una administración. Si uno es ordenado y quiere llevar adelante una política austera en su municipio, no va a tomar indiscriminadamente gente. Y para evitar que se pueda pensar lo contrario, el que ingrese al municipio debe ser por concurso público. (…) Que el Intendente tenga la obligación de publicar en el diario que va a tomar un empleado, es el mejor control que puede tener. Que la gente sepa lo que vos estás haciendo dentro de la municipalidad, si la están endeudando, lo que estás gastando. (…) No se hace porque no se quiere que nos enteremos de lo que están haciendo.

- Ch: Hay cuestiones que se plantean para la Carta Orgánica, que se pueden hacer ya, medidas transparentes. Cuando se toma un empleado, que la comunidad se entere y lo pongo en una ordenanza que indique que debe haber 2/3 de los votos de los concejales para que entre una persona determinada y que se tenga que justificar por qué entra y cómo.

- ¿Hay que aumentar las tasas? Convengamos que hoy se está financiando los recursos de la Caja de Jubilaciones.

- B: Lo que tiene que hacer el municipio es ordenarse, tiene que buscar las alternativas de generar más recursos pero no sólo del aumento de tasas sino de una mayor fiscalización de hacer que el comercio pague sus impuestos como corresponde. No hay forma de tener aumento cuando lo salarios están bastante deprimidos. (…) La discusión de la Carta Orgánica lo que nos puede llegar a permitir es fijarle límite de gastos a los intendente. Es decir, que cuando uno asuma pueda gastar exclusivamente lo que recauda o menos, que genere un fondo. Y si se endeuda, que devuelva la plata en el período que corresponde. Porque sino tenemos los vivos que gastan la plata que recaudaron y la que viene. Tiene que pagar lo que hizo el otro y quedar como un tonto que no hizo nada.

Ley de turismo

- ¿Es cierto que usted votó en el Senado esta ley y después dijo "no vi" el artículo que supuestamente habilita una especie de privatización encubierta?

- Ch: Es cierto. Sinceramente no me di cuenta. Fue en febrero de 2008. Habíamos empezados a ser legisladores en diciembre del año anterior. Pero no con las dos manos como se dice, sino con una sola porque la otra estaba en Diputados. Y aquí está la bondad del sistema bicameral que ante la posibilidad de que nos equivoquemos, está la otra Cámara para revisar lo que hacemos.

- Pero se dio cuenta del error y lo reconoció en ese momento…

- Ch: Salí a reconocer inmediatamente y hablé con (Juan Alberto) Bettendorff, (Jaime) Benedetti y (Héctor) De la Fuente. Nos reunimos los cuatro, llamamos a los representantes de los empleados del Casino de Gualeguaychú a una reunión y juntos nos pusimos de acuerdo en trabajar para que no prosperara esta parte de la ley, que no era de juegos sino de turismo…

- El famoso artículo 29. ¿Entró a último momento?

- Ch: En el artículo 29 tres renglones decían textualmente: "...que aquellos inversores que invirtieran en Entre Ríos en emprendimientos turísticos y que esos emprendimientos turísticos fuesen reconocidos por el gobernador como de interés provincial, podrían explotar juegos de azar y casinos". Esto es una cosa que vista así simplemente nos parece muy nociva porque el dato que tenemos es que el privado participa del juego en la provincia pero no es tan así. Este sector lo único que hace es alquilar las máquinas tragamonedas. Los casinos están totalmente manejados por el IAFAS que además pone los empleados, los horarios, el control y toma las decisiones.

- ¿Y qué pagamos los entrerrianos?

- Ch: El privado se queda con el 50 % del bruto de lo que producen las máquinas tragamonedas y el IAFAS se queda con el otro 50 % y paga todos los gastos. Lo cual es un mal negocio. Este negocio fue hecho durante el gobierno de Sergio Montiel que nos dejó prendido por 10 años con la posibilidad de una prórroga de 10 años más. O sea, que en 2013 se tendría que revisar y podría o no continuar hasta 2023.

- Tras el voto en Senadores, la ley pasó a Diputados en donde a los legisladores les ha tocado bailar con la más fea…

B: - Gracias a que Osvaldo (Chesini) nos comunicó de la presencia de estos renglones en la ley, nos pusimos a verla. Alertados de esta situación empecé a participar de las reuniones de la comisión de Turismo, que no integro, e hicimos participar también a los gremios. Después les expusieron acerca de la problemática, se dijo que se iba a eliminar del artículo 29º esos tres renglones. Y esto fue así. Pero al verificar la lectura de la norma el día del tratamiento observo que esos renglones aparecen en el artículo tercero del actual despacho de comisión. Es decir, ha habido un montón de despachos pero siempre estos renglones aparecen. Es una ley necesaria, que reglamenta la actividad turística y tiende a lograr un desarrollo armónico en toda la provincia. Pero esos tres renglones no tienen nada que ver con el turismo.

- ¿Y a quien le abren las puertas esos tres renglones de la Ley?

- B: Para que empresarios que hagan inversiones en hoteles de tres, cuatro o cinco estrellas o sala de convenciones para 600 personas, puedan solicitar la explotación de un casino a manos de ellos. No a manos privadas ni del Estado, sino del propio inversor. Supuestamente se llamará a licitación, habrá algún tipo de procedimiento para adjudicarlo.

- Pero no ayuda al contexto en que está el juego en la Argentina...

- B: No ayuda que el debate se esté dando en una ley de turismo que nada tiene que ver con el juego. Adrián Stürz (Subsecretario de Turismo de la provincia) dijo que del 2003 a la fecha el turismo creció más del 50 %. Y sin la presencia de estos emprendimientos ni casinos. No es necesario avanzar en este tipo de decisiones para que el turismo se incremente sino que ya de hecho se ha incrementado. Si uno quiere introducir modificaciones que tengan que ver con modificar las reglas de juego del juego, vayamos a la Ley 5144 que es la ley de creación del IAFAS y trabajemos sobre eso.

- Serían 45 mil millones de pesos que mueve el juego en Argentina, el triple del presupuesto nacional de salud. ¿Qué vio como Vicepresidente del IAFAS y qué es lo que sintió? ¿Hubo presiones, había movimientos?

Ch: - Los sectores privados tratan de avanzar sobres las porciones del juego que maneja el Estado. Entre Ríos es prácticamente la única provincia que queda sin la presencia privada. La tiene limitada. Donde más presencia privada existe es en el Casino de Victoria, con el control de las tragamonedas. Pero tiene la presencia y la conducción del Estado a partir de que es éste quien maneja el paño, las mesas de ruleta, punto y banca, black jack.

- ¿Pero controla las tragamonedas?

- Ch: Las maneja con empleados propios el privado, que para poder acceder a ese negocio ofertó un canon del 32 % de lo que recauda y se hacía cargo de todos los gastos. Ahí se invirtió y se hizo un mejor negocio comparativamente con el que se había hecho anteriormente. En Victoria el privado se tenía que hacer cargo de una gran inversión que fue a hacer el casino, y le entregó al IAFAS la sala llave en mano.

- ¿Hay presiones para que la ley salga sí o sí?

- B: Hay una fuerte presión del Gobierno, del Gobernador y gran parte de los diputados. El presidente de nuestro bloque, José Allende, pide también la sanción de la ley rápidamente. Yo particularmente he pasado por momentos de stress porque me estoy oponiendo casi sólo en esta pelea en el bloque. Y es fácil pelear con los de otros partidos pero con los propios se torna mucho más difícil, pero soportando estoicamente porque lo hacemos por convicción. El Estado no debe alentar el juego, debe tolerarlo, soportarlo y canalizarlo para que se transforme en ayuda social. Pero bajo ningún punto de vista debemos estar abriendo casinos todos los días.

- Cuando se habla de privatizar el juego se lo relaciona rápidamente con Cristóbal López, empresario muy allegado al Poder. ¿Qué se dice en Paraná?

- Ch: Esto es una sospecha que hay desde el principio de la gestión. Aparece un gerente general del IAFAS que empieza a manejar todo y que es una persona de Buenos Aires que quienes estábamos en el ámbito del juego lo conocíamos porque era funcionario de la provincia de Buenos Aires. Y desde el primer momento se habló que era la punta de la lanza del desembarco de Cristóbal López en Entre Ríos. Si bien los intentos de privatizar los casinos tiene varias décadas, siempre se pudo acordar, defender los derechos de los trabajadores y el juego en manos del Estado. Pero esta vez la embestida tiene características muy particulares. Y manejamos información -no podemos dar fe absoluta- de que Cristóbal López habría estado viendo propiedades en la Costa del Uruguay para adquirir. Y esto responde a la metodología del kirchnerismo. Recuerdo la denuncia de Luis Juez (intendente de Córdoba 2003-2007 y senador nacional electo por esa provincia) hace algunos años, cuando ya estaba Kirchner en el poder, que Cristóbal López le dijo: "si me abrís la posibilidad de negocio en la ciudad de Córdoba dame un número de cuenta que te deposito el dinero para 10 campañas". Espero que esto no le haya pasado ni al Secretario de Turismo de la Provincia (Adrián Stur) ni a otros funcionarios porque realmente estaríamos frente a una acusación muy grave. (…) Cristóbal López acaba de hacer una inversión de prácticamente 500 millones de pesos en el Casino de Rosario que es de él. Pasó de ser un empleado en la provincia de Santa Cruz a ser el más grande empresario del juego con miles de millones de pesos anuales en el manejo. Y está permanentemente avanzando en nuevos emprendimientos en los que aparece justamente de la mano del kirchnerismo.

Comentá la nota