"Tenía ganas de volver...".

Razzotti llegó a un acuerdo con el club y se reincorporó a los entrenamientos. Mañana firma el nuevo contrato.
Luego de varias idas y vueltas, Franco Razzotti llegó a un acuerdo con los dirigentes del club y se sumó a la pretemporada en la Villa Olímpica.

El volante central, a quien se le había vencido el contrato en junio, fue uno de los estandartes del equipo campeón. Debido a la lesión de Leandro Somoza, tuvo la chance de disputar los 19 partidos del Clausura (5,53 de promedio en el puntaje Olé). Con el correr de los partidos se transformó en una de las piezas fundamentales del del equipo de Gareca.

Tras varias jornadas de negociaciones, Franco llegó a un arreglo y se reincorporó a los trabajos junto con el resto del plantel. "Tenía muchas ganas de volver, extrañaba mucho a mis compañeros y al cuerpo técnico. Juntos logramos cosas importantes y no quería irme", dijo luego del entrenamiento. Y además destacó: "Quiero seguir trabajando como lo estaba haciendo, afianzarme en la mitad de la cancha y poder jugar la Copa Libertadores, ya que nunca tuve posibilidad de disputarla y es algo muy importante para mí".

De todas formas, Razzotti reconoció que todavía debe afinar "algunos puntos del contrato", aunque está todo prácticamente definido, con condiciones que satisfacen en general a las partes. Entonces, se firmaría mañana.

Así, la comisión directiva dio otro paso para cumplir con el pedido de Gareca: mantener el equipo que logró el campeonato. El único caso que resta resolver es el de Joaquín Larrivey (ver aparte), aunque los dirigentes confían en que el punta pueda volver a vestir la camiseta del club.

Comentá la nota