"Yo no tengo jefes"

El candidato a senador Roque González fue enfático ayer al señalar que "yo no tengo jefes", a diferencia de otros legisladores "que siempre deben responder a algún dirigente partidario que fue el que los promovió en las listas".
Roque González (actual diputado provincial por el PACh) empezó el último mes de campaña con recorridas por toda la provincia, donde planea llegar con su propuesta en contactos directos con los habitantes de Chubut.

Luego de recordar que sus proyectos se basan en los "temas fundamentales que hacen a la calidad de vida, como salud, educación y seguridad", Roque reiteró que piensa votar en el mismo sentido en que lo ha hecho hasta ahora, "apoyando todas aquellas iniciativas que favorezcan a los chubutenses y que no les continúen restando beneficios".

En este marco se inscribe exigir al Gobierno nacional mayor coparticipación de impuestos con Chubut. "Nosotros teníamos un índice respetable, pero alguna vez un ministro de Economía de un gobierno radical cedió porcentajes. Se llamaba Cristian Asencio y era cordobés. Hoy ya no vive entre nosotros, que seguimos padeciendo las consecuencias de aquella claudicación", recordó Roque.

Más adelante, también dijo que "hay que ser sinceros y decir que después hubo otros gobiernos radicales que tampoco hicieron nada al respecto. Carlos Maestro fue gobernador; José Lizurume fue gobernador. Y ninguno de los dos hizo nada. Y en ambos gobiernos (en total fueron 12 años) ocupó importantes puestos Mario Cimadevilla, el mismo que hoy pretende representar a los chubutenses en el Senado. ¿Con qué cara, si cuando pudo no hizo nada?".

Para Roque, "acá hay que terminar de una vez con los intereses sectoriales y hay que empezar a castigar con el voto a los que tuvieron la oportunidad de hacer algo y no lo hicieron. De todo lo que se vendió y que era de los chubutenses, ¿cuánto volvió? Por ejemplo, liquidaron YPF y acá Maestro y Cimadevilla lo avalaron. YPF era una compañía vital para Comodoro Rivadavia. ¿Qué ganó la ciudad? Apenas un puerto a medias y un acueducto que se había ganado por propio derecho".

"Yo puedo decir todas estas cosas porque no tengo jefes -insistió Roque-. Esa es la ventaja de pertenecer a un partido provincial, donde todos nos conocemos porque vivimos siempre en el mismo lugar. No nos vamos cuando concluimos la función pública, como hicieron varios que fueron senadores o diputados nacionales y que hoy viven holgadamente, percibiendo jubilaciones de privilegio que ganaron por decir que defendían a los chubutenses. Por eso a quienes lo permitieron, debemos decirles ‘basta de mentiras’", expresó Roque González.

Comentá la nota