"Tengo más ganas que en el primero"

"Tengo más ganas que en el primero"
CENTRAL - RIVER: El Pelado sale a la cancha desde el arranque después de 13 años y juega su partido 100 en River con la misma ambición que cuando era un pibe. "Hay que rendir y ganar", dice.
"¿Patadas...? ¿Patadas? No, no recuerdo ninguna. Si nunca pegué, je".

"No sé sí soy ídolo. Sí siento un cariño especial de la gente. Creo que el último ídolo es Ortega".

"A River me vine a probar a los 13 y me mandaron a casa. Insistí. Volví a los 14. Y quedé".

Matías Jesús Almeyda, a los 35, pudo haber hecho muchas entrevistas evocativas en el otoño del retiro. Pero el contenido de sus respuestas no habría sido el mismo. Hoy dejó de conjugar los verbos en pasado. Vive el deja vu de una historia que es presente. Esta noche, en el Gigante, saldrá como titular. Será nada menos que su partido número 100 con la camiseta de la banda roja. "Tengo más ganas que en el primero", le dice a Olé.

-¿Ya caíste?

-Estoy disfrutando de todo lo que me pasa. Todo se dio muy rápido. Pero también soy consciente de que hay que rendir y ganar. Cuando los resultados son positivos, está todo bien. De lo contrario...

-¿Cuántas veces volviste a mirar la repetición de tu debut ante Chacarita?

-Ninguna. Bah, en realidad vi el videíto que me hizo mi señora. Ella llevó la camarita y me siguió en todas las jugadas, je.

-¿Cómo te notaste?

-Bien, muy bien...

-¿Podés mantener ese mismo ritmo?

-No sé si voy a aguantar. El ritmo que voy a tratar de imponer es parecido.

-¿Estás para los 90?

-Eso se verá con el correr del partido. Si en un momento no doy más, pediré el cambio o el técnico se dará cuenta de que debo salir. Lo voy a intentar...

Le sobra más sinceridad que experiencia. Tanto es así que el Pelado no hace promesas de político en campaña. Simplemente, disfruta. Acaba de conseguir una plusmarca en el cierre del vestuario. Su rutina, además, se completa con otras alternativas diferentes a las de un jugador ajeno al Showbol, Súper 8 y Hair Recovery: "Volví a tener sueños de fútbol. Ahora sueño con ganar algo nuevo con River". No hay día que saltee la sala de prensa ni un vasito de gaseosa para terminar la jornada. "Mi felicidad es también la de mi familia. Mi señora y mis nenas sienten lo que me pasa".

-¿Con cuál de los 99 partidos en River te quedás?

-El último tuvo un sabor especial. Pero creo que lo mejor lo di en el 96.

-¿Un gol?

-El de la semifinal de la Libertadores, contra la U de Chile. Nos dio la posibilidad de llegar a la definición.

-¿Es tu título favorito?

-Sí, por todo lo que significa en River un logro internacional. Aunque los otros campeonatos también marcaron mi carrera.

-¿Armarías un 11 ideal de la historia de River?

-No, no. Quedaría mal con un montón de amigos.

-¿Vos serías el 5?

-Están Mostaza, el Tolo, Leo. Cada uno marcó una etapa, una historia.

-¿Quién fue el jugador que más te complicó?

-En River no recuerdo. Afuera tenía un duelo especial con Edgar Davids.

-¿Admirás a alguien?

-Considero que todos somos iguales, por eso ya no admiro a nadie.

-¿Un ídolo?

-Diego y el Enzo.

-¿A quién te gustaría cambiarle la camiseta?

-El otro día se la pedí al Chavo Alustiza.

-¿Tenés algún pollo en este plantel de River?

-Mauro y el Keko son el futuro del club.

-¿Los alcanzás durante los entrenamientos?

-Cuando nos sentamos a comer el asado, je.

-¿De Rosario te queda algún recuerdo?

-Ahí jugué por primera vez con las Inferiores. Luego, en un aniversario de Central, ganamos un título en el Club Provincial. El 100 no es caprichoso.

Comentá la nota