"Si no tengo que estar ahí, no estaré"

El edil del peronismo se autodefinió como «solamente un precandidato» a concejal: «a mí me gusta este trabajo y creo haberlo hecho como corresponde», aseguró Mansilla quien vaticinó, «haré lo que tenga que hacer».
Al igual que en el resto de las fuerzas políticas, y pese a su buen posicionamiento local, el properonismo tandilense comenzó en las últimas horas a dar muestras públicas de una profunda disputa interna que haría peligrar el esquema inicial de la lista de candidatos a concejales.

Como se recordará, y como hasta hace poco se repitiera en numerosas oportunidades, el primer lugar de la nómina para el legislativo local estaba reservado para Carlos Mansilla, actual edil del peronismo y uno de los que mejor estaría «midiendo» en el espacio que a nivel nacional comparten Solá, De Narváez y Macri.

De todos modos, los últimos cuestionamientos internos -a partir del reciente pasado kirchnerista de Mansilla- habrían motivado un posible alejamiento del abogado cooperativista de los lugares más expectables de la nómina.

«Si no tengo que estar ahí, no estaré» aclaró Mansilla a NUEVA ERA: «a mí me gusta este trabajo y creo haberlo hecho como corresponde y en este punto hay mucha gente que comparte la misma idea».

«Por esa razón, hay que entender que soy solamente un ‘precandidato’ y me parece oportuno rescatar al propio Perón: ‘primero la Patria, después el movimiento y después los hombres», recordó.

De la misma manera, Mansilla aprovechó la oportunidad para ironizar sobre la interna del Frente para la Victoria: «estoy dispuesto a salir de la lista, cuando en otros espacios políticos de la ciudad, hacen lo imposible para estar primeros».

Por la unidad

De todos modos, Mansilla descartó -al menos por ahora- cualquier posibilidad de ruptura del espacio: «estamos compartiendo una unión entre tres sectores y tenemos que respetar las preferencias para conformar la mejor lista en la que todos estemos de acuerdo».

«Lo importante es el futuro, porque ya sabemos cuál es el futuro que no queremos» y amparándose en los números que los sondeos le estarían dando a De Narváez en nuestra ciudad -que según NUEVA ERA de la víspera estaría alcanzando un 40% en la intención de voto- Mansilla apeló: «la felicidad del momento por el que está atravesando nuestra fuerza, debe permanecer en el tiempo: si no estoy en condiciones de estar en el primer lugar de la lista, no estaré».

Danza de nombres

Además de Mansilla, todo indicaba que la lista del properonismo estaría integrada también por Beatriz Fernández, además de la posibilidad de incorporar a Mario Bracciale o a Javier Levigna para los primeros tres lugares.

Más tarde, ingresarían los lugares destinados para el PRO, donde se encontraría el productor lácteo Claudio Ersinger o el ex-MID y actual titular de ese espacio, Rubén Arbeo.

Comentá la nota