Tengo un déjà vu

LANUS 1 - VELEZ 1: Vélez le pasó la misma película del campeonato pasado a Lanús. El Grana lo ganaba con gol de Velázquez, pero se durmió y Somoza lo empató. Esta vez el Fortín no se fue del todo feliz. El empate lo bajó de la punta y el juego del equipo no fue el mejor.
Tiene un karma Lanús con Vélez. El campeonato pasado se bajó de la pelea del campeonato justo a una fecha del final y ante el Fortín. Le ganaba el partido con justificación, pero se durmió y con un penal de Hernán Rodrigo López el equipo de Gareca se lo empató y al final terminó dando la vuelta. Esta noche la cosa fue bastante parecida. Es que Lanús lo pisoteó al campeón argentino en la primera etapa. Con un gran trabajo de Aguirre y Blanco, con un medio campo muy metedor, los de Zubeldía se llevaron por delante a Vélez. La rotación le pasó factura a Gareca y el equipo no fue el mismo. Sufrió demasiado en su última línea y a la hora de la gestación de juego tuvo a un Moralez desaparecido. Pero claro, si algo caracteriza a este Vélez es su fuerza de voluntad. Sus ganas, su convicción, su entrega. Y Lanús nunca se enteró de eso, no lo liquidó cuando lo tenía de rodillas y al final se tuvo que conformar con un empate.

No lo arrinconó Vélez en el complemento, es cierto. Pero Lanús cambió su propuesta. Prefirió replegarse y parar sus líneas más cerca del arco y darle el balón al Fortín. Con la pelota y con la moral tan arriba, el visitante fue. Sin la claridad del torneo pasado, pero con el mismo tesón. Y tanto intentó que luego de un remate de Somoza, más la colaboración de Marchesin, llegó al empate. No se fue tan feliz cómo el campeonato pasado. Vélez perdió la punta y la calidad de su juego. Sin embargo se llevó un punto de una cancha complicada cuando el partido se le había hecho cuesta arriba. Lanús sigue sin poder dar ese salto de calidad. Aún no ganó dos partidos al hilo y su gente se fue molesta.

Comentá la nota