Tener inscriptos no implica obtener votos

En junio, Fuerza Republicana consiguió 3.000 sufragios menos que su padrón de afiliados.
La cantidad de votos conseguidos por cada fuerza en los comicios de junio no tuvo directa representación con el número de sus afiliados. Fuerza Republicana fue el único que mantuvo un equilibrio casi absoluto, ya que consiguió 3.000 sufragios menos que fichados: bajó de 61.112 seguidores formales, a 58.288 votos en las urnas, para la categoría de senador nacional (una merma del 5%).

El Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), en tanto, logró 2.000 votos menos que militantes registrados (de 4.610 a 2.590), pero la caída porcentual fue de 43,5%, la mayor entre todos los contendientes.

El Partido Laborista se ubicó en el otro extremo: con apenas 1.325 inscriptos en sus planillas, se alzó con 24.644 sufragios (es más de 18 veces sus afiliados). Pueblo Unido consiguió cuatro veces más votos que número de afiliados, ya que obtuvo 18.861 sufragios con 4.670 fichajes. El Partido Obrero estuvo cerca de ese registro, ya que saltó de 2.610 afiliados a casi 10.000 votos; mientras que el Movimiento Libres del Sur subió de 4.511 integrantes a 13.000 votantes.

La suma del PJ (202.883 afiliados) y sus socios del Partido para la Victoria (3.321) y del Frente Grande (3.721) arroja 209.225 simpatizantes, mientras que obtuvieron 382.144 votos. Los radicales (59.570 fichas), socialistas (2.939), democristianos (3.195), el Movimiento de Integración y Desarrollo (1.221), el Movimiento de Participación Ciudadana (2.711) y Cambio 2000 (2.398) totalizaron poco más de 72.000 afiliados pero consiguieron 116.425 sufragios, siempre para la categoría de senador nacional. Con esos guarismos, ambos frentes electorales consiguieron bancas para el Congreso de la Nación.

Comentá la nota