"Hay que tener más claridad y contundencia para que la población sienta que sabemos hacia dónde vamos"

Antes de dejar su mandato como diputado nacional, Leonardo Gorbacz repasó su gestión a lo largo de 4 años, habló del kirchnerismo y de Lilita Carrió, a quien ubicó como un personaje dañino de la política argentina parecido a Francisco de Narvaez. También ponderó la templanza de la gobernadora Fabiana Ríos para resistir a un montón de embates personales de los gremios y de la oposición legislativa, defendió la gestión arista aunque consideró que no ha sabido comunicar bien y generar confianza en la sociedad, y anunció que hoy dará a conocer su próximo paso dentro de la política, que podría llevarlo a ocupar la Secretaría de Comunicación Institucional de Tierra del Fuego, que hasta hoy conduce Ricardo González Dorfman.
El diario del Fin del Mundo: ¿Está conforme con su gestión en la Cámara, más allá de haber dejado algunos proyectos que te hubiera gustado continuar?

Leonardo Gorbacz: Estoy conforme por el resultado de 4 años que han sido positivos para la Provincia. En el último tramo, con 3 proyecto importantes que pudimos sacar con mucho esfuerzo (la modificación impositiva que generó beneficios a la industria fueguina, la ley que redefine los límites y la creación de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego), y otros personales como la ley de salud mental, el plan de adiciones. Siento que he cumplido con la responsabilidad que tuve y para lo cual le dediqué tiempo y esfuerzo y que salieron porque hubo mucho trabajo político, acuerdos y debates muy jugosos.

EDFM: ¿Se va con las ganas de tener una segunda oportunidad?

L.G.: De hecho que me presenté por la reelección porque tenía el deseo de continuar. No sé qué decirte ahora, hay que ver cómo sigue, porque la política ofrece muchas posibilidades y es muy dinámica. No tengo la obsesión por ser diputado. Por ahí el destino me lleva nuevamente a ese lugar, o a otro.

EDFM: No estuvo el jueves en la Cámara pero ha seguido lo que sucedió en la sesión preparatoria donde el oficialismo, en un juego al todo o nada, pierde el manejo de la sesión a través de un manejo inteligente que realiza la diputada Graciela Caamaño y de la oposición. ¿Cómo jugó en todo esto la presencia del ex presidente Néstor Kirchner?

L.G: Que la oposición juntara quórum es un hecho histórico, importante y fuerte, porque marca un antes y un después. Y por otro lado porque el oficialismo estaba acostumbrado a imponer la agenda como un hecho sagrado y jugar a todo o nada. Esa ha sido la lógica, con todo el riesgo que implica, y salvo con la 125 (el proyecto de Ley de retenciones al campo), le había ido bien. Da la sensación por lo que se vio el jueves, que aún en el escenario más desfavorable, piensan insistir con esa mecánica.

EDFM: La nueva composición de la Cámara reincorpora viejos personajes de la política. Entre ellos a Elisa Carrió. ¿Qué opinión tenés de Lilita?

L.G.: Para mí Carrió forma parte del pasado.

EDFM: ¿De la política Argentina?

L.G.: Sí. Una gran desilusión para mí y para mucha gente. El vuelco que ella hizo en su proyecto, en su proyecto de País y en su política de alianzas. Me parece un personaje dañino de la política argentina, que genera la misma violencia que dice combatir. Me parece una persona desmesurada y de cierta forma, con diferentes orientaciones, tiene puntos de contacto con Kirchner. Con un lenguaje exacerbado que la gente está rechazando. Además en la última etapa de su gestión como diputada no fue buena, no iba a las sesiones y renunció tempranamente. Lo que la asemeja a (Francisco) De Narvaez.

EDFM: ¿Cuál es su evaluación de Néstor Kirchner?

L.G.: Que es una persona que su fortaleza no pasa por el diálogo. Lo conozco menos que a Carrió, pero según los propios diputados del Frente Para la Victoria, se puede ver a una persona que maneja la autoridad, de manera muy verticalista.

EDFM: ¿Y de Pino Solanas?

L.G.: No lo conozco personalmente. Coincido mucho con muchas de sus propuestas, en sus planteos y en algún punto también es muy extremista. Hace planteos que son muy correctos pero que por ahí no tienen en cuenta el contexto. Es una persona valiosa que no tiene mucho futuro por una razón biológica y que ha tenido mucho éxito en las últimas elecciones.

EDFM: ¿Le ofrecieron trabajo en la jefatura de gabinete de Ministro de Nación?

L.G.: Dije que tenía buena relación con la jefatura de gabinete por el trabajo en adicciones y en salud mental.

EDFM: ¿Con quién tiene buena relación?

L.G.: Con Aníbal Fernández.

EDFM: ¿Hubo ofrecimiento o insinuación?

No. Comentarios a veces hay en esos grupos donde se trabaja bien juntos y donde aún hay cosas pendientes y con quien seguramente seguiré trabajando, porque una de mis vocaciones más fuerte es la política de salud.

EDFM: Esta semana concluye su mandato en la Cámara y esto coincide de alguna manera con la mitad de la gestión de Fabiana Ríos como gobernadora. ¿Qué cosas buenas y que cosas no tan buenas vio durante este tiempo?

L.G.: Primero que la asumo como mi gestión, no soy un observador externo del proceso.

EDFM: Pero no está en la función ejecutiva.

L.G.: Pero me hago cargo.

EDFM: ¿Toma decisiones dentro de Gabinete?

L.G.: No tomo decisiones, opino dentro del espacio político. Lo bueno es la templanza de la Gobernadora para resistir a un montón de embates personales.

EDFM: ¿De quiénes?

L.G.: Bueno de gremios y gente de la oposición. Ha sido muy maltratada.

EDFM: La oposición parece desarticulada, da la sensación de que son los gremios quien más resistencia oponen.

L.G.: Las agresiones y el maltrato pueden ser. De parte de la oposición lo que uno ha visto es que no ha habido mucho acompañamiento.

EDFM: ¿De quienes específicamente?

L.G.: De la legislatura. Creo que los proyectos que ha planteado el Ejecutivo, muy pocos han sido acompañado por la oposición. ¿Cuánto tiempo nos perdimos de recaudar por demora en la sanción de la Tarifaria? La inversión con los chinos costó mucho hasta que finalmente fue acompañada por la legislatura. Y ahora ha sido objetada por otro dirigente de la oposición como "Chispita" Fadul. Yo valoro la templanza de la gobernadora para seguir adelante sin perder el equilibrio, de gobernar con toda una situación de déficit, sin tomar la decisión fácil de ajuste. En esa coyuntura ha tenido de bueno pensar en Tierra del Fuego a futuro, impulsar leyes y proyectos importantes, que son leyes que salieron del congreso de la Nación.

EDFM: Es extraño ver al gobierno decir estamos gestionando, cuando en realidad se acompañó un proyecto del Ejecutivo Nacional, como fue el caso de los beneficios a la industria.

L.G.: Pero el planteo del sector industrial fue llevado adelante por el Gobierno Provincial ante Nación. Por supuesto que el proyecto es de la Presidenta (Cristina Fernández), pero con otro gobierno provincial que no hubiera tomado este tema como lo tomó Fabiana (Ríos) no creo que se hubiera logrado. Por eso lo considero un logro de nuestro gobierno, sin dejar de reconocer la decisión política de la Presidenta. Por eso, frente a esta situación de crisis del presupuesto provincial, de la dificultad de pagar sueldos, se pudo poner algunos mojones importantes para construir un futuro más promisorio. Me parece que ésa es una de las fortalezas del gobierno.

EDFM: ¿Y las debilidades?

L.G.: Debilidades. Déjame pensar. (Piensa y se ríe)

EDFM: Si no las considera, no hace falta que responda.

L.G.: No, si no vas a pensar que no tengo autocrítica. Por ahí creo que hay que tener más claridad y contundencia para que la población sienta que más allá de la crisis, sabemos hacia dónde vamos y que tenemos la posibilidad de construir a futuro. Puede haber una sensación de desconcierto en la sociedad o de falta de rumbo. Le puedo que adjudicar al gobierno que no sabido comunicar bien o generar cierta confianza en la sociedad para que esta se sienta parte del proyecto y eso nos ha alejado un poco de la gente.

EDFM: Usted hablaba recién del convenio con los chinos y quiero recordarle que el primero de marzo la Gobernadora, en el discurso inaugural de las sesiones ordinarias de la Legislatura, anunció que iba a llamar a consulta popular para que la sociedad se expresara por la renegociación de los contratos petroleros y por la licitación de las áreas revertidas. Han pasado más de 9 meses y esto no se ha concretado. ¿Cómo se analiza esto frente a las faltas concretas de la empresa china en honrar sus compromisos y los fundados argumentos de los organismos de control y de la oposición respecto a lo poco conveniente de este contrato?

L.G.: El convenio con los chinos no compromete la explotación de los recursos hidrocarburíferos. Es un convenio donde lo único que hace la provincia es ceder lo que hoy cobra en efectivo, a un mejor precio. Donde para la provincia le es más conveniente. No es la concesión de un área petrolera. Aunque respecto a los compromisos, me parece que hay que cumplirlos. No tengo porque compartir esa opinión tuya. Si la gobernadora se comprometió a hacerla (la consulta popular), lo correcto es que lo haga.

EDFM: También lo era por las áreas revertidas, sin embargo la semana pasada el secretario de Hidrocarburos Eduardo D'Andrea anunció que tiene la licitación armada para lanzarla a fin de año a principio del venidero, en referencia al área CA-12 A, y de esto claramente sí habló la Gobernadora en referencia la consulta popular.

L.G.: ¿Qué relación hay en que tenga armada la licitación?, la consulta se puede hacer de todas maneras.

EDFM: ¿Posterior a la licitación?

L.G.: No. Pero la licitación no se hizo.

EDFM: Pero están anunciando que la hará a fin de año o a principio del venidero.

L.G.: Vamos a ver. La Gobernadora hizo un planteo y yo entiendo que lo va a cumplir.

EDFM: ¿Considera que transcurrido estos dos años, es necesario una oxigenación del gabinete político para arrancar un segundo periodo con mayor solvencia y cambiar esto que vos consideras que no se comunicó correctamente, y que es un discurso permanente del gobierno?

L.G.: Es relativo. Por supuesto que siempre es más fácil explicar las debilidades diciendo que uno hace las cosas bien y que los demás no la entienden. No creo que sea así.

EDFM: Bueno, pero es lo que sostiene el Gobierno.

L.G.: Creo que en parte la situación de la crisis económica, la imposibilidad de pagar los sueldos en una sola cuota, la sobredimensión del Estado, que no se puede resolver echando gente, es una situación de una gravedad tal que hace muy difícil instalar otra agenda y tener la tranquilidad para hablar de políticas públicas. Me parece que en la medida que se pueda ir equilibrando las cuentas, que estos temas se puedan ir resolviendo, habrá un relanzamiento natural de la gestión y existirá una mayor tranquilidad, porque habrá más tiempo para trabajar en el largo plazo.

EDFM: ¿Qué es lo que va a hacer en los próximos días cuando deje la Cámara?

L.G.: El miércoles lo voy a decir.

EDFM: ¿Se integrará al gabinete provincial?

L.G.: Llegué hasta aquí sin confirmar nada, el miércoles es mi último día como diputado y lo diré.

Comentá la nota