"Hoy tenemos un unitarismo fiscal"

Abogó por llegar a consensos mínimos entre los políticos para sacar adelante al país.
El destacado economista y político Rodolfo Terragno dialogó en exclusiva con Nuevo Diario sobre el Plan 10-16 "Bases para una política de desarrollo integral", que está lanzando en todo el país y que presentará mañana en Santiago, considerando "indispensable el federalismo económico, y tengo una propuesta para destrabar la ley de coparticipación", dijo.

Terragno está dispuesto "a exponerlo desde la Presidenta para abajo a quien quiera oír".

Y bajo esta premisa estará mañana en Santiago del Estero, invitado por la Unión Industrial Argentina delegación provincial, para exponer lo que piensa y seguir recorriendo el país "en una tarea que impone perseverancia y paciencia, por un plan de largo plazo, que merezca el consenso entre distintos sectores políticos".

Aún con cambios políticos por delante, Terragno dijo que sin "consensos mínimos" sobre temas económicos y sociales "avanzamos hacia una nueva frustración".

Advirtió que se requieren inversiones energéticas en el país, se necesitan al menos $6.400 millones de dólares para tener un crecimiento sostenido del 5% anual y tener condiciones de asegurar estabilidad al inversor con plazos largos, y en materia social proponer "políticas universales, no clientelistas". Luego dijo que se debe profesionalizar y dar transparencia al sector público, un sistema impositivo que "facilite la distribución sin desalentar la inversión, en un país que castiga fuertemente a la producción, pero no grava a la renta financiera".

Además, señaló que debe apostarse por "educación de alta calidad, elevando exigencia y disciplina". Otro aspecto que señaló fue la creación de un Consejo Nacional para la Competitividad.

Coparticipación

- ¿Cómo observa el actual esquema de distribución de coparticipación?

- Hoy tenemos unitarismo fiscal, no federalismo. Pero esto es desde hace mucho tiempo, aunque se ha ido agravando por el hecho de que las transferencias automáticas eran de aproximadamente 50% y han bajado a 25%. De todas maneras, lo grave es que no tenemos una nueva ley de coparticipación.

Comentá la nota