“TENEMOS QUE PONERNOS DE ACUERDO PARA QUE ENTRE TODOS PODAMOS APLACAR EL GOLPE QUE SE AVECINA”

El secretario de Trabajo, Walter Luciani, aseguró que desde el área intentarán junto con los empresarios de las industrias radicadas en la Provincia, los trabajadores y los sindicatos, de llegar a una solución que afecte en la menor medida posible la estabilidad laboral de los empleados, remarcando en este sentido que no existe un conflicto entre las partes y “lo que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo para que entre todos podamos aplacar el golpe que se avecina”.
“La ley de Emergencia Laboral tiene que ver con la problemática que rige el sector de textiles, hilanderías, confeccionistas y plásticos”, recordó el funcionario, aclarando que es una herramienta a utilizar en caso de que las empresas decidan cesantear gente, porque “deben hacerlo bajo un régimen que tiene que ver con la presentación de un preventivo de crisis avalando esta causa de fuerza mayor que los empresarios aducen para licenciar, suspender o despedir a sus empleados”.

El Secretario de Trabajo anotó que la norma “contempla también la posibilidad de notificar a la autoridad de aplicación para que no se liberen los certificados de orígenes de estas empresas que no cumplan con lo que la ley expresa”.

“Como herramienta tiene una duración de 120 días, así que hasta el 11 de marzo de 2009 está en vigencia”, remarcó, y asumió que “al ser una autoridad de aplicación lo que vamos a hacer es pedir todo lo que la ley nos da como herramienta para que las empresas nos demuestren sus causas de fuerza mayor en estas decisiones”.

Luciani expuso que las causas de esta emergencia “tienen que ver con la recesión que se ha tornado cada vez más fuerte dentro de la provincia y del país y el mundo, y las causas deben ser corroboradas por el balance de las empresas donde nos den la posibilidad de ver fehacientemente que las empresas no pueden hacer frente a esta crisis”.

Asimismo admitió que las empresas no son partidarias de este tipo de leyes, pero observó que la intención del Gobierno no es obligar a la empresa a no despedir a su gente, sino que puedan demostrar fehacientemente que “están en una situación por la cual necesita imperiosamente reducir su personal, y que esta decisión no sea producto de la mera incertidumbre”.

“Desde junio pasado, algunas empresas textiles han pagado los sueldos escalonados, e incluso en este mes hay una empresa que ha licenciado gente con el 75% del salario, por lo menos es lo que quieren hacer, y aún no ha terminado de pagar los sueldos del mes de octubre”, comentó, y dijo que “ante esto hicimos constar el hecho en esta Secretaría e infraccionarlo por este incumplimiento de las leyes”.

“El hecho de que las empresas paguen la indemnización correspondiente es una obligación que tienen por ley nacional”, remarcó, para señalar luego que “los empresarios buscan aducir esta crisis para reducir los gastos que devendría en caso de despedir gente por el artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo”.

Por otro laso dijo que “también se da el caso de algunas empresas del ramo electrónico que han tenido que contratar gente para estos últimos 60 días”, por lo que consideró que “son cuestiones raras. Pero las empresas más perjudicadas son las autopartistas, debido a la caída de la venta de vehículos y a la reducción de personal que se ha realizado en casi todas las terminales automotrices de todo el mundo”.

Observó que “marcas como Ford y Chevrolet son empresas multinacionales que han tenido que repetir gente y las empresas que trabajan con ellos se han visto resentidas en su producción”.

“Lo que las empresas hicieron hasta ahora fue licenciar a la gente con el 100% de su salario”, dijo, para anotar que “sabemos que esto no puede ser sostenido en el tiempo. Más allá de eso siempre para el 31 de diciembre hay muchos contratos que llegan a su fin, por lo tanto las empresas anunciaron que no serán renovados”.

“Los sindicatos están dándose cuenta de que debemos tratar de mantener la fuente laboral de los trabajadores con el menor costo para las empresas para que cuando esto se reactive pueda estar funcionando como hasta hace cuatro meses, por lo tanto lo que estamos buscando junto con los sindicatos es encontrar la forma de solucionar esto de la manera menos traumática posible”, concluyó.

Comentá la nota