Tenemos un Plan: Dr. Alejandro Olivera "como cuando éramos chicos, el que rompe paga y el que ensucia limpia"

2do. candidato a concejal, Unión Pro Campana, Lista Celeste y Blanco Nro. 162
En marzo cuando renové públicamente mi compromiso social, me plantee la realidad que nos castiga con inseguridad, con una educación plagada de falencias, la perdida de rumbo en el progreso social dejando primar espurios intereses personales por sobre el bien común, la falta de credibilidad en la política y el desprestigio de nuestras instituciones.

Con el paso de los días nos enteramos que por avaricia política el oficialismo decidió adelantar las elecciones; luego obligó a los caudillos locales a presentarse defraudando el espíritu de la democracia en candidaturas testimoniales. Nos metieron en una campaña sucia.

Localmente el oportunismo político vio en el escenario planteado el mejor resultado a conseguir, un mensaje que nos dice que ellos hacen… mientras que quien pretende seguir liderando la oposición dice que el cambio recién comienza. Apuestan claramente a que nada cambie, que cambio podemos esperar después de 15 años de hacer igual las cosas… hay una premisa que dice que si hacemos siempre lo mismo el resultado será siempre igual.

Sin dejar de ver que el deterioro es tan grande que el candidato del oficialismo, no sólo es testimonial, también sometido a la billetera oficial y hasta el extremo de extorsionar al pueblo titulando una de sus notas diciendo "Sin la mayoría en el Concejo Deliberante estas obras y ésta planificación de la ciudad se verá truncada" (edición del 9/6).

Ante esta coyuntura pudimos formar un equipo con el que comulgamos en nuestros ideales y que el proyecto que nos une es el 2011, en esa línea nuestro planteo era la de hacer un verdadero plan el que logramos y hoy podemos mostrarlo con las 62 propuestas que acompañan nuestras propagandas en los medios y que en los próximos días estaremos distribuyendo domiciliariamente en un tríptico que las enuncia y las explica. Sesenta y dos propuestas trabajadas conjuntamente con los equipos técnicos de Francisco De Narváez y que de llegar al Concejo Deliberante nos servirán de plataforma para el proyecto 2011.

Recién recordaba aquel compromiso reiterado, en ese momento dije que teníamos que hacer un plan, hoy lo tenemos. Nuestra manera es revolucionaria, no anárquica o sin dirección, proponemos evolucionar poniendo a las políticas públicas coherencia.

Cuando trabajamos sobre las propuestas de seguridad la primer coherencia que aplicamos fue la de tener claro los elementos con que contamos y por ejemplo el sistema de monitoreo recientemente inaugurado del que proponemos una relocalización de cámaras basándonos en la utilización de la coherencia: cuando en un domicilio se decide instalar un sistema de alarma y monitoreo el mismo lo instalamos en todas las posibilidades de acceder a la propiedad colocamos sensores en las puertas y en las ventanas, las cámaras también controlan los movimientos en esos lugares; claramente a nadie se le ocurriría colocar un monitoreo en la habitación de los chicos ni en el baño ni en la cocina. Cuando proponemos la relocalización de las cámaras del CIMOPU proponemos que las cámaras controlen los ingresos a nuestra ciudad y así posibilitar de forma sencilla la implementación de un cerrojo ante el aviso de la comisión de un delito y no que continúen vigilando el parque urbano o los movimientos de los jóvenes los días sábado a la noche.

Planteamos una auditoría en el ámbito de acción social, con el fin de asegurar la imparcialidad y la calidad de la ayuda social, pero principalmente asegurará que esa ayuda social no podrá ser usada políticamente mediante el clientelismo.

La realidad es que el cambio lo hacemos entre todos, y que el cambio debe apuntar a un resultado buscado y no enunciar el cambio por el cambio mismo sin saber el porqué; debemos valorar lo bueno que se hizo, aprovechar a modificar lo que tenemos mal encaminado y decididamente mirar hacia el futuro como un espacio común en que estaremos todos procurando que sea el mejor lugar, el que todos queremos y que nos merecemos.

La mejor manera de cambiar es empezar por hacer las cosas diferentes, no convoquemos a limpiar la ciudad el 29 de junio si pretendemos una ciudad limpia directamente no la ensuciemos, hagámonos cargo y responsables de nuestras acciones como cuando éramos chicos EL QUE ROMPE PAGA y EL QUE ENSUCIA LIMPIA.

Proponemos transparencia, pero los primeros en publicar nuestras declaraciones juradas seremos nosotros, no entendemos las cosas exigiendo que las haga otro y no ser yo el primer obligado.

El próximo 28 nuestro pueblo tiene la posibilidad de elegir su futuro, o al menos el rumbo que pretende darle a su futuro, antes de pedirle que nos acompañe con su voto les pido que se den un tiempo para leer nuestras propuestas y decidir que queremos para nuestra ciudad, como queremos vivir; no sirve después criticar de una u otra manera debemos comprometernos, participando cada quien desde donde elija participar, pero siempre comprometiéndose a ello entonces quien participe solo votando hágalo a conciencia de haberle puesto su voto con convicción. Luego quedaremos habilitados a exigirle a quien elijamos que haga lo que dijo y que nos represente como se comprometió a hacerlo, y si así no lo hace a exigírselo.

Comentá la nota