“Tenemos que ofrecer a los que vendrán un medio ambiente habitable y evaluar la afectación del recurso a tanto tiempo”

El legislador Gabriel Pluis, reconoció que la aprobación del acta acuerdo firmada entre el Ejecutivo provincial y la empresa Tierra del Fuego Energía y Química SA, requerirá un debate profundo puesto que se comprometen recursos no renovables en un plazo temporal mas que considerable, dado que el convenio establece que el plazo de acuerdo será hasta el 2035.
El radical fue enfático al marcar que lo que se está realizando, en definitiva, desde el ARI es asegurarse recursos para los próximos años en función de las obligaciones que tiene por delante como Estado provincial. “Estamos generando una inversión de la que se habló durante muchos años, que significaría la toma de mano de obra local, hecho que entendemos como positivo”, manifestó el parlamentario, aunque se preguntó si está cuantificado el impacto ambiental y si se realizaron estudios previos que avalen el proyecto.

Hechos que generan dudas al momento del debate y sobre los que el Gobierno no envió al Parlamento documentación que respondan estos planteos.

Por lo cual, Plui adelantó que desde el bloque que integra convocarán al ingeniero Jorge Lapeña, quien preside el Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, para que asesore a la bancada radical el tiempo que dure el tratamiento del tema.

Remarcó que se cruza un tema coyuntural con al afectación de recursos que de alguna manera alcanzará a próximas generaciones. “Tenemos que ofrecer a los que vendrán un medio ambiente habitable y evaluar la afectación del recurso a tanto tiempo, esto merece evaluarlo con atención”, observó el radical.

En tal sentido, cuestionó también que para la licitación de CA-12 el Gobierno provincial no incorporó la participación de Poder Ciudadano, como organización que de alguna manera verificará el acto licitatorio. Y por otro lado remarcó que en el proceso de instalación de la planta de metanol no se prevé la participación de ninguna ONG para el contralor, marcando así una “contradicción más del ARI”.

Comentá la nota