"Hoy tenemos la obligación de fijar reglas claras", afirmó el intendente interino Abud

Frente a la tormenta desatada por la suba del boleto urbano en la capital jujeña, el intendente interino Juan Carlos Abud salió a defender los argumentos del Ejecutivo a favor de aumentar la tarifa.
Abud recordó que a través de la Ordenanza Nº 5753 de diciembre de 2009, "en función de un minucioso estudio de costos" se aprobó una actualización tarifaria, postergada desde hace un año y ocho meses. "Hay una realidad que no podemos desconocer y que está signada por la inflación que todos vivimos a diario y que no es ajena a los incrementos de costos que afectan también y directamente a los usuarios del transporte urbano de colectivos por la falta de inversiones".

"Como responsables de este tipo de servicio, el municipio capitalino tiene la misión de mediar ante esta situación y determinar cambios; es sabido que cualquier aumento en los costos generará el inmediato rechazo de quien deba pagarlo, pero también es obvio que si luego de más de un año y medio no se actualizan el costo del boleto de colectivo, el servicio se deteriora", afirmó Abud Robles.

"Hoy tenemos la obligación de fijar reglas claras, donde cada parte se haga cargo de lo que le compete, porque todos queremos que mejore el transporte público de colectivos", sostuvo el intendente interino. En este sentido vale recordar que desde el inicio de la actual gestión municipal se le exigió a las empresas renovar constantemente su parque automotor, lo que produjo que circulen 75 colectivos nuevos, lo que representa aproximadamente el 40% del total de los colectivos que circulan en la capital. Esto en solo dos años. Además, las empresas debieron comprometer un plan de inversiones que las obliga a continuar adquiriendo nuevas unidades, lo que repercute en un mejor servicio. "Se está haciendo un gran esfuerzo para mejorar y ordenar el transporte público, se optimizaron los recorridos de los mismos, se pavimentaron corredores viales", aseguró.

Por esos motivos –sostuvo- "se necesita el acompañamiento de las empresas que cumplan con el plan de inversión, con los cánones municipales; de los usuarios que contemplen la racionalidad de este incremento".

"Basta mirar dos años atrás para ver la manera en cómo se avanzó y así poder proyectar cuál es el servicio de transporte que queremos", afirmó.

También aseveró que el Concejo Deliberante y el Ejecutivo municipal están poniendo "los mejores esfuerzos" para que el subsidio solicitado al Gobierno Nacional con el objeto de mantener el pasaje en un peso con cincuenta se otorgue rápidamente, "ya que los fundamentos del pedido efectuado, largamente lo justifican y por que de esta manera se conseguiría el objetivo común, que no es otro, que mejorar sustancialmente el servicio de transporte urbano".

Comentá la nota