"Tenemos que legislar, controlar y representar, por eso debemos terminar con la mayoría automática"

Acompaña la lista que encabeza Hugo Bilbao y el justicialismo local. Hizo hincapié en la importancia que el oficialismo no gane siquiera por un voto, porque de lo contrario "la comunidad seguirá sufriendo la falta de control de la obra pública que acompañamos y del agua que consumimos".
Relató que en esta campaña, casa por casa, la gente abre su corazón y cuenta sus problemas, como así también lo harta que está por las amenazas y los temores.

Una campaña distinta en cuanto a la estética está desarrollando el Partido Progreso Social del Distrito, nombre con el cual el Justicialismo que comanda el diputado Hugo Bilbao se presentará en las elecciones del 28 de este mes. Caminar las calles de los barrios de la ciudad, los pueblos alemanes y Huanguelén e ingresar a las viviendas de los vecinos es la premisa de este espacio vecinalista, que tiene en Alejandra Travería como una de las principales candidatas a concejales. Tras dos años de experiencia en un Concejo Deliberante manejado por el servilismo de una mayoría automática del Movimiento para la Victoria, la concejala se refirió a la importancia de romper esa mayoría que no permite controlar la gestión municipal ni darle curso a propuestas de la oposición ni siquiera consensuadas.

El Partido Progreso Social del Distrito, que encabeza Hugo Bilbao, está recorriendo casa por casa todos los barrios, en una campaña muy particular con este espacio vecinalista.

"Estamos sufriendo una terrible falta de institucionalidad pese a que el Concejo Deliberante es parte del gobierno municipal. Tenemos que legislar, controlar y representar a los vecinos, pero ninguna de estas funciones las podemos cumplir con naturalidad porque estamos sufriendo una especie de tiranía", comenzó diciendo Alejandra Travería, probablemente una de las candidatas del espacio de Hugo Bilbao con mayor aceptación pública, después de quien ejerce el liderazgo en este vecinalismo.

En diálogo con Nuevo Día, manifestó la importancia para la comunidad de contar con un Concejo Deliberante pluralista y que tenga la potestad real de controlar la gestión de gobierno y la impotencia que sienten en cada sesión al ver que automáticamente la banca oficialista responde al intendente Moccero levantando las manos para cumplir con mandatos y al mismo tiempo, destaca la gran experiencia que implica entrar en las casas de los vecinos, quienes cuentan sus problemas y manifiesten sus miedos al no poder expresarse por temor a represalias.

"No respetan nuestra función"

Respecto a la difícil tarea de trabajar en un Concejo automático, Travería manifestó la indignación que le causa al bloque "saber que nos vigilan desde el Ejecutivo cada vez que intentamos controlar los balances y los contratos. Nos pasó con muchos temas, sobre todo, y quizás con el más importante, en el problema del agua potable. No respetan nuestra función".

Dijo que le preocupa la tendencia que hay a la falta de conciencia en el distrito a creer que no es importante esta elección para cortar la mayoría automática. "Debemos cortar con esta mayoría para que se terminen estas acciones que impiden el control de gestión y un normal desenvolvimiento de la democracia", sintetizó.

? En esta campaña en la que caminan las calles y visitan hogares ¿cómo es convencer a la gente de la importancia de romper la mayoría automática y saber que no se terminará por eso la obra pública?

? Coincidimos en que las obras se deben realizar, pero en tiempo y en forma. Tenemos muchas cosas irresueltas en muchos barrios: gas, pavimento, cloacas, cordón cuneta que no están terminados. Nosotros debemos exigir que eso sea terminado. Convencer a la gente es decirle que está frente a la oportunidad de que se hagan obras pero controlando su precio, su calidad y que el dinero sea gastado donde hay prioridades. Reitero, me preocupa que los ciudadanos no tomen conciencia que lo ilegal, lo inmoral se debe castigar, no se debe aceptar. Y esta es la oportunidad de cambiar eso. Sueño con vivir en un distrito en el que la ética sea el cimiento de esta comunidad.

"La gente tiene miedo"

Dijo que sufre la falta de respuestas del oficialismo cuando se le solicita documentación y resoluciones para verificar y controlar acciones de gobierno. "Muchas veces no nos queda otra cosa que salir a explicar lo que sucede en los medios. A mí me da mucha bronca que no tengamos respuestas cuando en realidad somos parte de la gestión municipal, pero sufrimos el ninguneo de parte del Intendente", comentó.

Manifestó que la modalidad de visitar los barrios y dialogar en las viviendas de los propios vecinos facilita el hecho de conocer los problemas de la gente. "Cuando algunas personas o empleados municipales han visitado nuestro bloque en el Concejo manifestaron tener miedo de que los vean. Tienen miedo a represalias. Por eso en sus casas la gente abre el corazón y nos cuenta que está cansada que se los amenace, se los manipule y que se les quite cosas si los ven entrar en nuestra oficina del Concejo. La gente tiene miedo, sobre todo los municipales, hasta de perder el trabajo. Hablando con empleados que estaban haciendo el pavimento en el barrio Balcarce nos pusimos a hablar de las categorías. Hay gente que hace 13 años que trabaja y es categoría 13, mientras que hay funcionarios que ingresaron hace dos años y ya son categoría 3. Pero algunos empleados tienen miedo de hablar porque quieren conservar el trabajo", se explayó.

Contó que jamás ningún funcionario accede a una convocatoria por parte de las distintas comisiones del Concejo Deliberante. "Sería muy importante que en algunas reuniones de comisión se encuentre presente el secretario de Obras Públicas o Servicios Públicos, ya que se resolverían mejor las cosas. Brillan por su ausencia, tanto (Ruben) Guarnieri como (Francisco) Franco. Hemos realizado infinidad de llamados por teléfono, y nos dicen que no pueden, que no están; uno cree hasta cierto tiempo, después se da cuenta que no están dispuestos a responder a nuestras inquietudes", indicó.

"A la sombra del Intendente"

Se refirió al alarmante desprecio del oficialismo por saber acerca del estado del agua potable. "No tienen voluntad desde el oficialismo de que las cosas se resuelvan, encima en Bromatología están trabajando muy incómodos y pese a que les prometieron cambiarlos siguen ahí. El tema del agua fue increíble, se negó todo y no dieron curso a que se investigue. Lo mismo sucede con el Basurero, es un foco de infección enorme. Tenemos proyectos para solucionar esos problemas pero no se aprueban por la mayoría automática", dijo.

Manifestó que lo importante es que el oficialismo no gane siquiera por un voto, porque seguirá igual la situación. Respecto al hecho que el intendente Moccero encabece la campaña del oficialismo y no se observe el protagonismo de los verdaderos candidatos a concejales. "Sigue presentando concejales que son sombras suyas, porque ni siquiera le da relevancia a sus propios concejales. Y nosotros pretendemos que se abra al consenso. Si no deja espacio ni para sus concejales, no podemos esperar que nos abra el diálogo y el consenso", manifestó.

Por último se refirió al hecho de que tienen la experiencia suficiente para hacer el contrapoder que se requiere. "Como oposición tenemos la garantía del trabajo, no sólo nos involucramos, sino que nos comprometemos. Venimos trabajando este grupo desde hace tiempo y nos respalda el trabajo. Por eso le pido a la gente que acompañe esta lista del Partido Progreso Social del Distrito", concluyó.

Comentá la nota