"Tenemos que generar una tercera fuerza"

"Tenemos que generar una tercera fuerza"
Eduardo Macaluse fue uno de los dirigentes de centroizquierda que se entusiasmó con la posibilidad de que Hermes Binner y Fernando "Pino" Solanas compartan una fórmula presidencial en 2011. Sin embargo, el diputado de Solidaridad e Igualdad (SI) se pronunció a favor de avanzar en la convergencia amplia de ese espacio para transformarse en una alternativa de poder alejado del bipartidismo. Además advirtió sobre los "dilemas políticos" que el progresismo deberá resolver en el Congreso durante los dos años que restan del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
–Solanas no descartó compartir una fórmula presidencial con Binner. Ustedes forman parte de ese espacio, ¿le parece que se puede concretar?

–Me parece muy bien que Binner y Pino sean parte de un mismo espacio. Desde el SI vamos a trabajar para que eso pueda hacerse.

–¿De qué forma?

–Impulsando la voluntad de lograr esa convergencia y trabajar juntos para ser parte de ella. Una posibilidad que un sector importante de la sociedad reclama para lograr la unificación de ese espacio.

–¿Quiénes pueden ser parte de ese espacio?

–Pino, Binner, Buenos Aires para Todos de (Claudio) Lozano y (Fabio) Basteiro, SI, (Martín) Sabbatella, Libres del Sur, (Miguel) Bonasso.

–Luis Juez también se mostró entusiasmado con una fórmula entre Binner y Solanas.

–Lo importante es no ser parte de algunas de las vertientes del bipartidismo que conforman el PJ y la UCR. Tenemos que generar una propuesta alternativa, una tercera fuerza.

–Las experiencias de las terceras fuerzas que se conformaron desde el retorno a la democracia en la política argentina no son muy alentadoras.

–Es que cuando llegó el momento de definiciones no mantuvieron con firmeza la propuesta que les dio origen, que es la de ser alternativa y optaron por incorporarse como fuerzas menores a algunos de los polos del bipartidismo y se evaporaron.

–¿Se discute esta frustración dentro de las fuerzas de centroizquierda?

–Es una cuestión en debate en todo el espacio, aunque no todos están absolutamente de acuerdo en cómo solucionarlo. Creo que se debe dirimir con reglas democráticas y compromisos prácticos para no terminar como parte de los grandes partidos. Por eso más importante que la unificación de dirigentes es que ésta se sustente en propuestas.

–Casi todas estas fuerzas tienen representación parlamentaria, ¿el Congreso podría ser el ámbito donde se resuelva este debate?

–Hasta ahora han sido conversaciones bilaterales e informales. Tenemos conversaciones con Binner, Pino, Claudio, Martín. Todos nos conocemos desde hace mucho tiempo. En el Congreso podemos hacer acuerdos más amplios, creo que hay otros ámbitos como el partidario para arribar a esas conclusiones. Hay que avanzar en conversaciones sobre ideas comunes, programas, y acordar mecanismos para resolver las diferencias. Recién después discutir los candidatos.

–Pero los candidatos pueden potenciar las propuestas.

–No es una cuestión menor las candidaturas. Pero también hay que resolver a dónde se quiere ir y cómo. Así las candidaturas surgen más fácilmente.

–Su partido fue parte de las alianzas electorales que encabezaron Solanas en Capital y Sabbatella en la provincia, aunque ahora aparecen como fuerzas distanciadas. ¿El SI puede acercar posiciones?

–Queremos trabajar para que las posiciones puedan acercarse, aunque nuestra propuesta partidaria es nueva, lo haremos en la medida en que sea posible. La unidad se debe resolver naturalmente y no apurarla porque si no puede abortarse. A veces, para que podamos acordar, esa discusión no se debe resolver públicamente. Hay que ver las alternativas. No sólo hay que demostrar firmeza al denunciar el sistema o marcar las diferencias que se tienen con el Gobierno. En eso hay una permanente disputa y dilemas políticos. Hay mucho por trabajar y lo debemos hacer en forma inteligente para ayudar a construir esa convergencia.

–¿Qué tipo de disputas y dilemas políticos?

–Si este sector del centroizquierda quiere convertirse en el fiel de la balanza en la Cámara de Diputados deberá enfrentar dilemas políticos. A veces podemos impulsar las alternativas que nosotros mismos proponemos y en otras habrá que optar y definir ideas. Esa idea de resolver los conflictos en forma binaria te lleva a esos problemas, pero no debemos ir detrás de los preconceptos del Gobierno porque si no te acusan de estar con la derecha o con la oposición porque dice que apoyás un gobierno corrupto. No tenemos problemas en acordar con ninguno de los dos sectores, pero en base a las ideas y propuestas que siempre defendimos.

Test del veraneante

–¿Playa o montaña?

–Según el año. Pero la playa me gusta mucho y la disfruto.

–¿Bronceador o protector solar?

–Protector solar, no sé qué número.

–¿Vacaciones tranquilas o expediciones por distintos lugares?

–A veces vacaciones panza arriba y otras, con la mochila.

–¿Se lleva la notebook?

–No tengo, pero tampoco la llevaría. Leo muchísimo, escucho música: llevo mucho blues, jazz, (Luis Alberto) Spinetta, (Frank) Zappa, y a veces algunos clásicos, Beethoven, por ejemplo.

–¿Tiene Facebook o Twitter?

–Ninguno de los dos. Culturalmente me parece muy pobre. No me interesa ver las fotos del primo del cuñado de un vecino.

–¿Practica algún deporte en las vacaciones?

–El fútbol, donde sea. Puedo ser un cinco aguerrido, un carrilero o un marcador central.

Comentá la nota