“Tenemos controlada a la empresa”

El coordinador ejecutivo de fiscalización ambiental del OPDS explicó a EL CIVISMO los motivos de la decisión tomada por Provincia.El funcionario no descartó que Curtarsa pueda obtener la autorización para utilizar el horno de secado de barros.

EL CIVISMO dialogó con el coordinador ejecutivo de fiscalización ambiental del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), Eduardo Conghos, sobre la decisión de Provincia de levantar la clausura que pesaba contra Curtarsa. El funcionario dijo que la empresa “está controlada”, aunque admitió que según las leyes ambientales vigentes la curtiembre debería funcionar “en una zona netamente industrial”.

-¿Por qué se determinó una clausura parcial y no total?

-Porque algunos de los motivos de clausura no tenían que ver con incumbencia propia del Organismo, por ejemplo lo que es seguridad e higiene del trabajo. Eso no es algo que evalúe el Organismo, sino el Ministerio de Trabajo. Por eso una copia de toda esta documentación fue remitida al Ministerio para que tome intervención en lo que tiene que ver con condiciones de seguridad e higiene del trabajo.

Lo que más preocupaba al municipio tenía que ver con el funcionamiento de un horno para el secado de barros. Esto sigue clausurado. Además se le exige a la empresa la presentación de monitoreo de calidad de aire, en base a las preocupaciones y al trabajo en coordinación efectuado por el municipio. También se le pide una evaluación de lo que son los efluentes gaseosos emitidos por la empresa, a punta de chimenea.

-¿Eso quiere decir que según Provincia no existía “peligro inminente de daño ambiental”?

-Eso estaba dado en el horno. Tanto el nivel municipal como el provincial estaba informado que iba a funcionar. Se le dio una autorización de prueba por un término específico. Tenían que hacer varias mediciones de calidad de aire y de emisiones. Hicieron algunas y ya estaba vencido el plazo como para que el horno funcione. Se le había dado un plazo para que se adecue el funcionamiento del horno.

-¿Qué característica tiene el horno?

-Es un horno de secado de barros. Esto reduce la cantidad de barros que se generan. Hay que evaluar qué incidencia tiene porque esto implica emitir contaminantes, o hacer una emisión extra en el aire. Hay que ver si influye en la calidad del aire del lugar y qué contaminantes emite y en qué proporción, para ver si eso cumple con la ley.

-¿Tienen algún resultado de las mediciones que realizó Curtarsa al respecto?

-Parcial de una primera medición y de la otra no tenemos ningún resultado. Se intimó a que se presenten los resultados y que se realicen nuevos estudios.

-Los vecinos sostienen que ese horno será otra fuente de contaminación.

-Esto es un balance. Por un lado un horno está reduciendo la generación de barros. Eso es positivo. Por otro lado, se van a emitir más efluentes gaseosos. Esto vendría a ser negativo. Si esa emisión cumple con los parámetros legales y todos los estudios cumplen con los parámetros legales, esto podría ser habilitado. Pero si este sistema genera un impacto en la calidad del aire, no va a ser habilitado.

-¿Cuál será la metodología que debe emplear la empresa para llevar a cabo las mediciones que le impuso Provincia?

-Hay laboratorios que están autorizados por el Organismo, que cumplen con los requerimientos para hacer estas mediciones. Lo que se le exige a la empresa es que notifique al Organismo, por lo general con 48 horas de anticipación, cuándo van a realizar esa medición. Entonces el OPDS, en conjunto con la Municipalidad, concurre el día de la medición para verificar que se realice conforme a los protocolos correspondientes. También el Organismo y la Municipalidad quedamos comprometidos a realizar, semanalmente, el estudio de los efluentes líquidos de la empresa. Esto sin avisar a la empresa.

-Si la empresa es la encargada de establecer el día en el cual va a realizar las mediciones, ¿dónde queda el factor sorpresa?

-Lo que se verifica en la inspección es en condiciones normales de producción de la empresa. Además de toda la parte técnica del laboratorio, se controla que la empresa esté en condiciones normales de funcionamiento. Porque si no bajan un proceso productivo y obtienen una emisión distinta de gases de la que tienen normalmente.

-De acuerdo a las leyes ambientales vigentes, ¿corresponde que Curtarsa esté ubicada junto a un pueblo?

-Esta empresa estaba preestablecida con anterioridad a las leyes ambientales. Eso se reconoce dentro de la legislación ambiental. Hay que tenerla controlada para evitar que genere un impacto en la población. El año pasado hemos realizado cinco inspecciones en la empresa. La Justicia está investigando una posible infracción por contaminación. Tenemos controlada a la empresa. El municipio colabora en esto, y hay que mantenerla dentro de los márgenes para que no genere impacto en la población.

-¿Podría Curtarsa instalarse hoy en ese mismo lugar?

-La ley lo que hace es determinar una zona industrial para las nuevas instalaciones. Antes no había una resolución de este tipo. Si Curtarsa quiere irse a otro lugar tiene que buscar una zona netamente industrial.

Comentá la nota