"Tenemos más de 400 causas de delitos cometidos por policías"

Lo dijo el Fiscal de Delitos Económicos, Eduardo Amavet. La Justicia local tramita esa cantidad de expedientes * Pero no sólo los agentes de fuerzas de seguridad son procesados por corrupción * También hay funcionarios políticos *
En la Fiscalía 9 de Delitos Económicos hay más de 400 causas por hechos cometidos por policías, principalmente, son casos de corrupción por pedidos de "coima". Así lo expuso en una entrevista con LA CAPITAL, el fiscal de la dependencia judicial, Eduardo Amavet.

El fiscal de Delitos Económicos Eduardo Amavet destacó que "es abrumador el alto número de denuncias y causas que llegan a esta Fiscalía por delitos cometidos por funcionarios policiales. Podemos decir que del total que ingresan, el 20 por ciento corresponde a estos hechos. Actualmente, tenemos en investigación y algunas con resoluciones más de 400 causas contra policías".

También, señaló que "otro número importante, por la trascendencia pública que tiene, es el de las causas por actos de corrupción cometidos por funcionarios municipales de anteriores administraciones. No me refiero a la actual -aclaró-".

Amavet es fiscal de Delitos Económicos desde 2003. Comenzó siendo adjunto, y actualmente es titular como su colega, Pablo Martín Poggetto, con el que conforma la Fiscalía 9. La Fiscalía de Delitos Económicos 10 está conformada por los fiscales Lorena Irigoyen y Carlos David Bruna.

-¿Qué importancia tiene contar con una Fiscalía temática de Delitos Económicos?

-Fundamental. Así se logra una mayor especificidad en la investigación de las causas que comprenden exclusivamente delitos de esta índole, que es nuestra competencia. Podemos afirmar que fue un hallazgo muy acertado del fiscal general de cámaras, Fabián Fernández Garello. Además, ha sido una creación de él, ya que en la provincia no existían tales fiscalías temáticas.

-¿Qué alcance tiene la Fiscalía?

-En realidad, la denominación de Delitos Económicos no es correcta o, al menos, digamos, insuficiente. Su verdadera denominación debería ser Fiscalía de Delitos Económicos y contra la Administración Pública. Esto es porque, además de los delitos tipificados como económicos, tenemos otros cometidos contra la Administración Pública donde ya el bien jurídico protegido no es tanto patrimonial, sino institucional.

-¿Es importante el número de delitos contra la Administración Pública?

-Si le sumamos los cometidos por ex funcionarios municipales y provinciales de anteriores administraciones a la actual y la que se siguen registrando de funcionarios policiales, su número es muy importante. Aquí tramitamos más de 400 causas de delitos cometidos por policías. Y si contamos la de funcionarios civiles y policiales, llegaremos a más de un 30 por ciento del total de las que ingresan a Delitos Económicos (aproximadamente, un promedio de 100 por mes).

-¿Qué causas tiene este fenómeno?

-Sería muy extenso citar las causas. Pero podemos hacer una semblanza al respecto. Estamos viviendo épocas en las que observamos que la estructura estatal, como otros estamentos de la sociedad, sufren una importante degradación moral y ética, que resulta muy reprochable. La consecuencia de esta situación es un sensible aumento de hechos cometidos por funcionarios, entre otras.

Ránking de Delitos Económicos

Posteriormente, Amavet realizó un ránking de las causas de delitos económicos, de mayor a menor cantidad de causas registradas. Tras dejar de lado, el 30 por ciento expuesto, se refirió al 70 por ciento restante, según lo siguiente:

* "Si bien disminuyó, en primer lugar está la portación de registro de conducir o documentación del vehículo apócrifa. En un momento fue un tema bastante preocupante. Claro que la disminución comienza a notarse, pero no sustancialmente. Creo que en gran medida es porque comenzó a procesarse a quienes portaban esta documentación. Pero tampoco podemos restarle mérito a la actual administración municipal que cuida esta cuestión. Hace un año, por cada 100 causas que venían a la Fiscalía, 20 eran por registro o documentación falsa".

* "En segundo lugar, tenemos las estafas cometidas con la compraventa de automotores, que está enraizada con el alto número de comercialización en este rubro que se realiza en unas 30 cuadras de la avenida Jara, y que si bien en su mayoría implica al pueblo gitano, también hay personas de otros grupos que incurren en los mismos delitos. Es un delito que si bien tiene a quienes utilizan un ardid, también no podemos restarle responsabilidad a la propia víctima, que realiza una operación comercial procurando un beneficio que, a la postre, no resulta tal. En este tema, no basta el control judicial que actúa sobre el hecho prácticamente consumado, sino que tendrían que actuar en mayor medida otros entes estatales, principalmente de la Administración Pública".

* "En tercer lugar, las estafas comunes, generalmente, cometidas en las operaciones comerciales y en los actos jurídicos. Entre ellos, variados delitos cometidos con el uso de cheques. Sucede que en época de auge económico, se intensifica el empleo de este medio de pago, y en épocas de recesión, disminuye. Todavía estamos en la primera etapa. Por eso, el número de estos hechos es también, importante".

Delitos de la policía

Y más adelante, aludió en especial a los delitos cometidos contra la Administración Pública, por sus propios funcionarios.

En relación con el tema, Amavet empleó varias veces la palabra "preocupante". Pero en especial, lo hizo cuando habló de los funcionarios de la policía provincial, tanto de los que están procesados, como de los denunciados.

- ¿El mayor número de denuncias contra policías están suficientemente fundadas?

- Diría que sí. Pero no quiero generalizar. Estamos en un porcentaje muy alto. Y estoy hablando sólo de la Fiscalía 9. Habría que sumar los de la Fiscalía 10. Por suerte, tenemos una amplia colaboración para realizar las pesquisas y comprobaciones de parte de la Auditoría de Asuntos Internos de la propia policía bonaerense.

- ¿Qué delitos se les endilga?

-En general, delitos de corrupción. Lo que se denomina técnicamente cohecho, pero que vulgarmente conocemos como "coima". También, tenemos falta de cumplimiento de normas procesales; errores negligentes o ex profesos en la confección de las actas, que traen perjuicio a alguien. Asimismo, hay casos de abuso de autoridad o procedimientos con tendencia discriminatoria, pero siempre en el marco de un acto de corrupción. Incluso, podemos sumar casos de malversación de caudales públicos y secuestros en procedimientos que después desaparecen.

El caso de los títulos falsos

Uno de los casos más paradigmáticos de los últimos tiempos en los que los imputados son efectivos policiales es el de la compra de certificados de estudios falsos para lograr ascensos dentro de la fuerza y de esa manear acceder al cobro de un plus.

El fiscal Pablo Pogetto pidió, a comienzos del mes de marzo, el procesamiento de 96 policías al hallar irregularidades en sus certificados de estudios secundarios

La maniobra se descubrió a partir de una denuncia anónima que motivó una investigación profunda. Se estableció que casi un centenar de policías compraron sus certificados a una mujer de 56 años docente de esta ciudad quien sería esposa de un ex comisario de la Policía Bonaerense. Esta mujer cobraba una suma cercana a los 1.000 pesos para entregar un título falso. Los policías con el secundario terminado obtenían el beneficio de subir de escalafón y cobrar un dinero extra por mes.

Comentá la nota