"Tendremos que pedir fondos a la Provincia", afirmó Amaya.

El intendente de la capital advirtió que, financieramente, los municipios son débiles. El concejal Avignone dijo que habrá que trasladar el costo del servicio al contribuyente. Viña criticó a dos legisladoras del PJ.
Aunque ya pasaron 10 días desde que la Legislatura modificó la Ley de Residuos Sólidos Urbanos, en la capital los ánimos están lejos de calmarse y surgen críticas tanto en el Concejo Deliberante como en la intendencia.

El jefe municipal, Domingo Amaya, hizo una advertencia sobre el aspecto financiero de la medida. "Tenemos que pedir fondos a la Provincia. Los municipios, financiera y económicamente, son muy débiles. Pero no sólo nos pasa a nosotros: así es, en general, en todo el país", afirmó a la prensa. Durante la semana pasada, en contraste, el gobernador, José Alperovich, había ratificado su compromiso de asistir con recursos a los municipios para que vuelvan a ocuparse de todas las etapas de la gestión de los residuos. Y había hecho hincapié, reiteradamente, en que la Provincia pagaba todos los gastos de la capital en lo referido a la gestión de la basura.

"Los gobiernos locales son los más débiles -insistió Amaya-. Esto hace que debamos recurrir primero a los gobiernos provinciales y, luego, a la Nación. Pero hay que resaltar que, por primera vez en la historia, los gobiernos provinciales y nacionales están apoyando incondicionalmente a los municipios", aseveró.

Desde las bancas

Varios concejales cuestionaron el cambio de legislación.

"Descreo de la asistencia financiera. Al final se tendrá que trasladar el costo del servicio al contribuyente", planteó José Luis Avignone (UCR). "Habrá que incorporar el tema al presupuesto 2009", dijo. También cargó contra las legisladoras que impulsaron los cambios. "Hablaron de autonomía municipal, cuando nunca hicieron nada para dictar la ley que habilita al municipio a redactar su propia carta orgánica", señaló. Raúl Pellegrini, por su parte, resaltó que el tema debe combinar los aspectos ambientales, económicos y sociales. "Me hubiese gustado que algunas legisladoras vinieran al Concejo Deliberante a discutir el tema", dijo en referencia a la ex concejala Carolina Vargas Aignasse (PJ).

El republicano Claudio Viña también se acordó de la ex edil. "Borró con el codo lo que escribió con la mano", precisó.

"Es suicida trasladar la responsabilidad a los municipios; por eso Amaya es consciente de su incapacidad para resolver el tema de la basura", agregó Viña. Además, el bussista cargó contra la legisladora Miriam Gallardo de Dip (PJ), aunque sin nombrarla. "Ya tiene premio por haber impulsado los cambios: será candidata a diputada", señaló.

La cuestión financiera ya había sido advertida por el secretario de Ambiente de la Nación, Homero Bibiloni, en su paso por Tucumán. "Sin fondos, los municipios fracasarán en el manejo de la basura", había señalado.

Paralelamente, un grupo de intendentes del interior avaló la decisión. Alberto Olea (Monteros), Luis Espeche (Bella Vista) y César Dip (Lules), entre otros, argumentaron que, ahora, recibirán asistencia financiera para ejecutar un plan integral.

Comentá la nota