El GBA tendrá una inédita paridad de fuerzas al frente de los municipios

El Frente para la Victoria (FpV) gobernará a partir del próximo 10 de diciembre, en el Conurbano bonaerense, 19 municipios, la alianza electoral macrista-radical Cambiemos 11 y la massista Unión para una Nueva Alternativa (UNA) tres distritos de la región metropolitana. En el interior provincial la supremacia de Cambiemos fue abrumadora.

El gran ganador de las elecciones municipales en el Conurbano fue Cambiemos al ganar 9 intendencias que sumadas a 2 que ya gobernaba, sumará a partir de diciembre un total de 11 administraciones locales.

Con todo, y a pesar de haber perdido ayer varios municipios, el FpV mantiene su supremacía de 19 distritos de los 33 partidos que constituyen la región, ya que le arrebató otras 2 a UNA.

Para el massismo fue toda pérdida, porque no pudo retener los partidos de Hurlingham y Malvinas Argentinas, quedando de esta manera sólo bajo su mando los municipios de San Fernando, San Miguel y Tigre.

De gobernar sólo San Isidro y Vicente López, Cambiemos pasa a contar además con Berisso, Lanús, Quilmes y San Vicente, todos de la Tercera sección.

También se impuso en General Rodríguez, Morón y Pilar de la Primera, además de La Plata, que forma parte de la Sección Octava o Capital.

El FpV se impuso en: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Merlo, Moreno y Presidente Perón.

Provincia

A nivel general los resultados arrojan que el frente Cambiemos triunfó en 64 intendencias de las 135 que componen la provincia de Buenos Aires, mientras que el Frente para la Victoria ganó en 57, Unión por una Alternativa Democrática en 10, el Socialismo en una y en 3 el vecinalismo.

Cambiemos logró desbancar a Gustavo Pulti en General Pueyrredón y se alzó con una resonante victoria también en Bahía Blanca, con el triunfo del periodista Héctor Gay sobre Marcelo Feliú.

La fuerza que lidera Mauricio Macri en el ámbito nacional se impuso además en Chacabuco, el terruño del jefe de la bancada del Frente para la Victoria (FpV) en la cámara de Diputados, Julián Domínguez. En ese distrito la Policía debió rescatar al intendente Mauricio Barrientos, a quien partidarios del justicialismo increparon con dureza tras la derrota del peronismo frente a Cambiemos, con el radical Víctor Aiola como ganador.

Los militantes responsabilizaron a Barrientos por la derrota de Golía y lo mantuvieron retenido durante al menos una hora en el local partidario.

En tanto, en Junín, el massista Mario Meoni cayó frente a Pablo Petrecca, también de Cambiemos, en el distrito más poblado de la cuarta sección electoral.

En Olavarría -donde perdió otro massista “arrepentido” como José Eseverri- también se impuso la fuerza que encabeza Macri, con Ezequiel Galli, de igual modo que en Tandil y en Bahía Blanca, con el periodista Gay como triunfador.

Miguel Lunghi renovará su mandato en la ciudad de la piedra movediza, luego de vencer al kirchnerista Pablo Bossio, hermano del director ejecutivo de la Anses, Diego Bossio.

El FpV se impuso en la primera sección electoral

La lista de candidatos a diputados bonaerenses de la primera sección electoral dio una mueca de satisfacción al Frente para la Victoria al ser la única que impuso ante la alianza Cambiemos. Encabezada por el actual presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Horacio González, la tracción de esos votos sirvió para retener municipios como Ituzaingó, ante una masiva pérdida de municipios por parte del Frente para la Victoria. La lista encabezada por González aportará entonces seis diputados al bloque del Frente para la Victoria en la Cámara baja bonaerense, sobre cinco de Cambiemos y cuatro de UNA.

Coment� la nota