TenarisSiderca confirmó acuerdo con la Unión Obrera Metalúrgica local.

TenarisSiderca confirmó acuerdo con la Unión Obrera Metalúrgica local.
Arribamos a un acuerdo de suspensiones rotativas que nos permite mantener los empleos sin generar un impacto fuerte en los sueldos de los trabajadores, dijo el ingeniero Noriega; se mantendrá el programa ordinario de inversiones.
La crisis internacional produjo una importante contracción de la demanda de tubos de acero sin costura en todos los países, llevando a una caída en la actividad de las plantas de Tenaris y también de otros productores de tubos en el mundo. "En un marco extremadamente complejo de la economía mundial los precios del petróleo y otros productos energéticos han caído fuertemente en los últimos meses, lo que originó que nuestros principales clientes, que son compañías petroleras en el mundo, redujeran sus inversiones y desaceleraran o suspendieran por un tiempo sus operaciones habituales. Esto nos afectó, ya que TenarisSiderca exporta el 70% de sus productos, y nos llevó a la necesidad de realizar ajustes en el régimen de trabajo de la planta", nos comentó en una entrevista el Ing. Guillermo Noriega, Director General de Tenaris para America del Sur.

Entre otras medidas, para hacer frente a este impacto en sus operaciones el 4 de febrero la empresa firmó un acuerdo con la Unión Obrera Metalúrgica - seccional local para implementar un cronograma de suspensiones para sus trabajadores de convenio. Consultamos detalles con el Ing. Noriega.

¿En qué consiste el acuerdo?

"Analizando juntos este contexto con las autoridades de la UOM de Campana arribamos a un acuerdo de suspensiones rotativas que nos permite mantener los empleos sin generar un impacto fuerte en los sueldos de los trabajadores. Las suspensiones serán progresivas y rotativas y tendrán en principio una vigencia de tres meses, desde febrero y hasta abril de 2009, abarcando a cerca de 1.800 empleados de convenio de nuestra planta permanente (de un total de aproximadamente 3.500). A todos nos pareció lo más adecuado para atender a nuestro principal objetivo compartido, que es conservar la fuente de trabajo de la gente", dice Noriega.

Asimismo, agregó que "en el caso de nuestros principales contratistas en Campana, tendremos una reducción en el nivel de actividad similar a la que atraviesa la planta en general. Todos deberemos ir adecuándonos a esta situación mundial".

Explicó que "estas medidas se complementan con otras que se están implementando en la planta desde noviembre de 2008 para hacer frente a la compleja situación del mercado. Entre ellas, el ajuste de la operación de las líneas, la reducción de stocks, la disminución de gastos de estructura y la mejora de los costos en general."

¿Y el resto de los planes de inversión en la planta se mantiene?

"Continuamos con nuestro permanente programa ordinario de inversiones por US$ 25 millones al año en las instalaciones de Campana, a fin de sostener la competitividad y el liderazgo que Tenaris tiene en el mercado energético mundial. En cuanto a algunas inversiones adicionales, se mantienen también en carrera, pero estamos analizando los tiempos en los que éstas serán implementadas", agrega Noriega. "Vamos a aprovechar esta situación para intensificar la capacitación de nuestro personal, con los programas desarrollados por la universidad corporativa TenarisUniversity, ya que consideramos que desarrollar las capacidades de nuestra gente es sumamente importante para mantener nuestro posicionamiento y liderazgo en el mundo."

"También hemos conversado sobre la situación con las autoridades Municipales de Campana y manifestamos nuestra vocación de seguir colaborando con todos los programas sociales en curso como lo venimos haciendo desde hace muchos años, sobre todo con aquellos dirigidos a la educación así como los que impulsen el desarrollo y crecimiento de la ciudad de Campana y de su comunidad. Esta es una crisis profunda, y es difícil saber cuánto va a durar, pero confiamos en que juntos vamos a poder superarla de la mejor forma posible", concluyó Noriega.

Comentá la nota