El temporal dejó una grave situación en toda la ciudad

La fuerte tormenta desatada en la madrugada de hoy dejó una situación muy complicada en casi todo Luján. El tendido eléctrico se vio afectado y la Cooperativa Eléctrica informó que no da abasto con los reclamos. Con el correr de las horas, se regularizó el servicio. No hubo heridos.
El temporal que se desató esta madrugada cerca de las 3.25 y que duró aproximadamente media hora, dejó un saldo grave en todo el partido de Luján. Por culpa de la lluvia y las fuertes ráfagas de viento del sur, hubo una gran caída de árboles, ramas y de tendido eléctrico. El dato positivo es que no dejó heridos.

La tormenta afectó tanto al centro de Luján como a los barrios, las localidades y las zonas rurales, dejando sin luz a casi el 70 por ciento de los vecinos. En estos momentos, la Cooperativa Eléctrica está intentando responder a todos los reclamos. A pesar de que se reforzó la guardia, le admitieron a EL CIVISMO Digital que "no dan abasto". Por ejemplo, en el anexo del barrio Zapiola hay gente haciendo cola para dejar constancia de sus quejas. "La situación es malísima porque fue un desastre", afirmaron desde la empresa que brinda el servicio eléctrico.

En la ruta provincial 34 se cayeron varios postes de luz que afectó a Open Door, Torres, Jáuregui y buena parte de Luján. Incluso, el pequeño poblado de Plomer, partido de Las Heras, también se vio perjudicado. También en la ruta nacional 5, la Cooperativa tiene notificado la caída de dos postes a la altura del barrio Villa Clotilde, norte y sur.

Con el correr de las horas, el servicio eléctrico se fue normalizando. Uno de los últimos barrios en los que volvió la luz fue Los Laureles, después de 14 horas sin electricidad por culpa de la caída de árboles.

En tanto, Mariano Girón confirmó a EL CIVISMO Digital que no hubo heridos ni voladuras de techos. Sí hubo algunos desprendimientos de las tapas de los tanques de agua.

La Municipalidad se encuentra en estado de alerta y las distintas delegaciones están recorriendo las localidades. Sin embargo, el panorama que tienen por ahora es "parcial", ya que todavía están recolectando información y recibiendo distintas situaciones. El Taller N° 1 se encuentra abocado a la recolección de ramas y árboles sobre todo en los barrios Los Laureles, Lanusse, Zapiola, El Quinto y Villa del Parque. En tanto, la situación en el barrio San Juan de Dios es tranquila y no se desbordaron los arroyos. Desde la Casa Municipal, informaron que están muy atentos a las crecidas de los afluentes, foco problemático en este tipo de temporales.

A su vez, en las próximas horas se reunirá el PRODECON (Protección y Defensa de la Comunidad) para evaluar la situación y definir los pasos a seguir. La Cooperativa le informó a este medio que todavía no tienen un horario estimativo para normalizar la situación.

Comentá la nota